Conéctate con nosotros

Destacada

Se espera incremento al salario mínimo de 22%

Publicado

en

Se reúne Consejo de Representantes de la Conasami

Los 11 integrantes que conforman el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), se reunirán este martes para consensuar un acuerdo sobre el incremento al salario mínimo para 2022, que, según la representación patronal, debe tener un aumento de 30 pesos y para el sector obrero debe de elevarse 25% ante la carestía de los precios de los productos de la canasta básica y considerando que sea superior al 7.1% estimado de la inflación para este año.

Según fuentes consultadas por GRUPO EN CONCRETO, el incremento podría ser de poco más del 22%.

 José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y José Luis Carazo, representante del sector obrero en la Conasami, coincidieron en que se debe llegar a la línea de bienestar familiar gradualmente, por lo que los aumentos deben ser paulatinos cada año, ante el deterioro que tuvo esa línea durante décadas.

“La propuesta (de Coparmex), es que haya ajuste en los salarios para recuperar el efecto de inflación y así poder recuperar el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores. Es una variable que está en este análisis que hacemos, y por eso la propuesta incluye tanto esa recuperación de la inflación como el monto independiente”, dijo en entrevista para GRUPO EN CONCRETO.

El dirigente patronal comentó que la propuesta de la Confederación y de todo el sector productivo para este año, es que se haga un ajuste en los salarios para contrarrestar lo que ha habido de inflación que rebasa 7%.

“Entonces, es un ajuste por inflación, pero adicionalmente, solo en el caso del salario mínimo general, aplicar un monto independiente a la recuperación, esto que se conoce como el Monto Independiente de Recuperación (MIR), de tal manera que la suma de estos dos efectos, tanto el MIR como el ajuste por inflación, lleguemos a un aumento de 30 pesos y que el salario mínimo general se encuentre entre 170 y 172 pesos, esa es la propuesta que hacemos desde Coparmex y el sector productivo”, indicó.

Mencionó que, desde luego, la inflación es un factor adicional, sin embargo, este índice es un efecto mundial derivado de la escasez de materia prima, pero la tendencia mundial es a que vaya bajando.

“Que sea lenta la bajada, todavía durante el 2022 tendremos inflación y no será sino hasta el 2023 cuando lleguemos a esos objetivos que se ha puesto el Banco de México en cuanto a la inflación, es un tema que desde luego tenemos que tomar en cuenta y por ello, el ajuste que proponemos al salario mínimo, tiene una parte de recuperación de esta inflación entre 7 y 8%. Y otra parte, este monto importante de recuperación”.

Tanto Medina Mora, como José Luis Carazo confían en llegar a una negociación acorde a la realidad actual en el seno del Consejo de Representantes de la Conasami, que se instaló en sesión permanente el jueves pasado.

qué es el salario mínimo

Cabe recordar que, por mandato constitucional, el Consejo de Representantes es el órgano facultado para la fijación de los salarios mínimos. Cuenta con la representación de 11 grupos económicos tanto del sector de los trabajadores como del sector de los patrones, cada asiento con un voto, así como con la representación del Gobierno de México mediante el Presidente de la Comisión, quien también cuenta con un voto y que actualmente es Luis Munguía Corella.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el Consejo de Representantes debe fijar los salarios mínimos durante diciembre y antes del último día hábil del mes, tras el análisis del Informe Anual de la Dirección Técnica y el diálogo entre sectores sobre las diversas propuestas de incremento.

Recuperación desde 2019

De 2019 a 2021 el salario mínimo se ha incrementado 60.4%, al pasar de 88.36 a 141.70 pesos diarios en el área “Resto del país”; mientras que en el área “Zona Libre de la Frontera Norte” el incremento ha sido de 141.5% para quedar en 213.39 pesos diarios. Descontando la inflación los incrementos han sido de 43 y 115.3%, respectivamente.

Se estima que los incrementos han beneficiado a casi 4.5 millones de trabajadores que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

En esa línea, José Luis Carazo, quien también es integrante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), dijo que en su propuesta de incremento al mínimo de 25% se consideró la inflación que será de poco más de 7% y la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, que se han visto afectados por los incrementos de los precios durante la pandemia.

Tambien publicamos: Pevén salario mínimo de 171.45 pesos diarios en 2022

“Recordemos que el poder adquisitivo se perdió durante más de 40 años y después de la desvinculación de 872 ordenamientos legales en 2016 y que se aplicó para el 2017, es que se ha venido considerando una recuperación mayor”.

De ahí, que si bien, el poder adquisitivo, se había perdido más del 75% se ha recuperado paulatinamente el poder de compra, pero el deterioro fue tan fuerte desde 1975, que tomará tiempo mejorar las condiciones de compra de los trabajadores, cuyo salario diario debería ser ahora de 360 pesos.

Carazo resaltó que “antes, se había quedado mucho esa idea de que el incremento al salario mínimo necesariamente es inflacionario, lo cual no es cierto, fueron 40 y tantos años, porque el mínimo fue utilizado como referente de unidad de precios, se incrementaban 872 ordenamientos ligados con el salario mínimo, el aumento de las pensiones con base al salario como las hipotecas o el gasto político, pero ahora ya no”.

Los datos del Coneval

De acuerdo con información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el cambio anual en el porcentaje de la pobreza laboral, entre el tercer trimestre 2020 y el tercer trimestre de 2021, presenta una disminución a nivel nacional de 5.3 puntos porcentuales al pasar de 46.0% a 40.7%, respectivamente.

Diversos indicadores muestran señales de recuperación en comparación con el tercer trimestre 2020, periodo afectado por el cierre de actividades debido a la Covid-19, mientras que el ingreso laboral real per cápita presentó un aumento de 12.5% al pasar de $2,460.50 a $2,769.23.

Mientras que la masa salarial real aumentó 13.5%, es decir, $37,745.45 millones de pesos al pasar de $279,373.56 a $317,119.01 millones de pesos en este periodo, por lo que en el último año ha presentado una recuperación, aunque su nivel aún es inferior al inicio de la contingencia sanitaria, precisa el Coneval.

Detalla que entre el segundo trimestre de 2021 y el tercer trimestre 2021, la pobreza laboral (porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria) aumentó 0.9 puntos porcentuales a nivel nacional, al pasar de 39.9% a 40.7%.

Entre los factores que explican el aumento trimestral de la pobreza laboral se encuentra el aumento de las Líneas de Pobreza Extrema por Ingreso, que fue superior al incremento del ingreso real per cápita, el cual fue de 0.8%. En específico, en los ámbitos rural y urbano las Líneas de Pobreza Extrema por Ingresos presentaron aumentos superiores a la inflación promedio del tercer trimestre del 20201 (1.3%) de 3.1% y 2.9%, respectivamente.

Entre el segundo y tercer trimestre 2021, se observa un aumento del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) de 2.2% al pasar de 1.0882 a 1.1116 entre el segundo trimestre 2021 y el tercer trimestre 2021.

En términos anuales, el ITLP mostró una disminución en las zonas urbanas de 12.5%, mientras que en las zonas rurales dicha disminución fue de 9.0%. Lo anterior, se acompaña de un aumento de 12.7% en el ingreso laboral real de las zonas urbanas, y de 10.8% en zonas rurales.

/cms/uploads/image/file/623625/La_nueva_pol_tica_no_afecta_la_inflaci_n.jpg

Entre el segundo y tercer trimestre 2021, se observó una disminución real del ingreso laboral por persona en los hogares de los primeros tres quintiles de ingresos. Estas disminuciones se concentran en el primer y segundo quintil, es decir, en el 20.0% y 40.0% de la población de menor ingreso.

El análisis de la Conasami

Según el Informe Anual sobre el Comportamiento de la Economía en 2021, que la Dirección Técnica de la Conasami entregó recientemente al Consejo de Representantes, el poder adquisitivo del salario mínimo logró una recuperación de 8.7%, durante los 10 primeros meses del año.

Se indica que la economía mexicana experimentó una recuperación a una tasa anual de 6.4% en los primeros nueve meses del año, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La recuperación del Producto Interno Bruto (PIB) se ha visto influenciada por el ritmo de reapertura de la economía, la evolución de los contagios y el avance en el Plan Nacional de Vacunación.

Al cierre de octubre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó un total de asegurados de 20 millones 767 mil 587 personas, lo que implica un alza de 993 mil 855 cotizantes frente al cierre del año anterior.

Además, la cifra es superior en 154 mil 51 personas a las de febrero de 2020, mes anterior al inicio de las afectaciones por la pandemia en el país; la recuperación del empleo formal ante la crisis por Covid-19 tomó 19 meses.

Los datos del IMSS también señalan que, de los nuevos asegurados en 2021, el 63% se concentró en los rangos de 3 a 10 salarios mínimos. Así, el salario base de cotización promedio de los trabajadores se ubicó en 431.96 pesos diarios, lo que representa un incremento anual real de 1.2%.

Con datos a la primera quincena de noviembre, la inflación anual se ubicó en 7.05%. El comportamiento de la inflación en el país durante el año, se explica en gran medida por factores del contexto internacional.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.