Conéctate con nosotros

Columna En Concreto

Capitales y tendencias

Publicado

en

Por: Gloria García

La Bolsa Mexicana de Valores podría seguir ampliando su rumbo bajista por cuarta semana consecutiva, ya que los inversores esperan anuncios relevantes tanto en el frente político como en la parte económica de México.

En este escenario, el índice S&P/BMV IPC podría operar entre 36,500 y 35,500 puntos, luego de caer 3.56% la semana pasada, su peor retroceso en casi dos meses. De hecho, el índice ya opera por debajo de sus promedios móviles de 50 (37,600), 100 (37,100) y 200 (39,400) días, por lo que será difícil ver una pronta recuperación.

El menor apetito por activos accionarios viene en un momento donde los inversores esperan que a más tardar el martes sea presentado el Paquete Económico 2021. Este documento cobra relevancia ya que es incluida tanto la ley de Ingresos como el Presupuesto de Egresos, siendo esté último el de mayor relevancia, dado que el actual gobierno seguirá apostando por la austeridad.

También el Paquete Económico 2021 contempla los Criterios Generales de Política Económica, en donde, son incluidos los estimados macroeconómicos para 2020 y 2021. Tales previsiones estarán en el radar de los inversores dada la actual crisis, que sigue golpeando a la economía mexicana, tal como lo reflejo el índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés) del sector manufacturero, que si bien en agosto paso a 41.3 puntos desde 40.4 en julio, está lejos de salir del territorio de contracción.

En ese sentido, los inversores continuarán vigilando la evolución de las cifras macroeconómicas. Para esta semana destaca la inversión fija bruta de junio y la inflación de agosto, la cual podría ubicarse por encima del nivel objetivo del Banco de México de 3%, y que, de cumplirse, nacerán rumores de un movimiento más moderado en la tasa de referencia hacia adelante.

Tampoco hay que dejar de lado las estrategias que vayan anunciando las compañías para hacer frente a la actual crisis, tal como ya lo hizo Volaris, quien convocó a una asamblea extraordinaria el próximo 18 de septiembre, en donde, propondrá la posible emisión de bonos convertibles en acciones, un aumento de capital social o la oferta pública de acciones. Hasta entonces las acciones de la aerolínea podrían registrar cierta volatilidad.

Otro elemento que esta semana mantendrá a los inversores lejos de los activos accionarios es el feriado del día del trabajo en Estados Unidos, ya que los mercados financieros de ese país permanecerán cerrados, esto reduce los niveles de operación a novel global. En este escenario los índices neoyorquinos de igual forma podrían seguir extendiendo su rumbo bajista.

La semana pasada, el S&P y Nasdaq frenaron finalmente su racha ganadora de las últimas cinco semanas, al caer 3.1% y 2.3%, respectivamente. Aunque en agosto terminaron con ganancias y rompiendo máximos históricos, gracias al impulso de las compañías tecnológicas como Amazon, Apple, entre otras, que lamentablemente retrocedieron al final de la semana pasada ante dudas sobre sus altos niveles de valuación.

Claro que los índices estadounidenses de igual forma resintieron el menor dinamismo del mercado laboral de Estados Unidos, pues la Nómina no Agrícola arrojó 1,371 millones de plazas en agosto tras generar 1,734 en julio. Mientras que la tasa de desempleo bajó a 8.4% en el periodo de referencia, nivel por debajo del 10.2% de julio y del 9.8% anticipado por el portal Investing.com.

Si bien la economía estadounidense ha ido reanudando sus actividades económicas y al mismo tiempo creando empleos aún hay retos hacia adelante, pues algunas aerolíneas, como United Airlines siguen anunciando despidos de personal para los meses venideros. Además, el mismo informe de empleo de Estados Unidos informó que a finales de septiembre terminaran algunos contratos temporales, que fueron creados para realizar el Censo 2020 de ese país.

Es así que los datos seguirán en el radar de los inversores. Esta semana corta para el mercado estadounidense solo destaca la cifra de inflación estadounidense de agosto y las nuevas peticiones de subsidio por desempleo que terminó el 5 de septiembre.

A nivel global, el centro de atención estará en la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo, para la cual no se prevén cambios. Aunque muy probablemente vuelva a la mesa el tema sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea o Brexit, por sus siglas en inglés, toda vez que el martes vuelven a retomarse las negociaciones.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.