Conéctate con nosotros

Bancos

Crédito bancario impulsado por el de vivienda y consumo

Publicado

en

bbva

El Informe “Situación Banca” de BBVA Research correspondiente al primer semestre de 2023, señala que todas las carteras que integran el crédito bancario al sector privado han logrado mantener crecimientos en términos reales y que ha estado apoyada en el mayor flujo de financiamiento a los hogares, el cual, a su vez, se puede explicar por un crecimiento sostenido tanto de la vivienda como del consumo.

Lo anterior porque el crédito a la vivienda ha mantenido un crecimiento real positivo y menos volátil, el crecimiento anual promedio de 2022 en términos reales fue el mismo que en 2021 (3.3 por ciento), a pesar de una ligera alza de la tasa de interés y el efecto rezagado del menor empleo durante la pandemia. Esta menor volatilidad, aunada a que esta cartera fue la única con crecimiento real positivo en 2020 y 2021, le permitió aumentar su participación en el saldo del crédito total al Sector público no financiero (SPNF) de 19 a 23 por ciento entre 2019 y 2022.

Por su parte, el crédito al consumo registra ya un año de crecimiento en términos reales, alcanzando una tasa anual de 9.1 por ciento en diciembre, impulsado por el dinamismo del mercado laboral, señalando que en 2022 las tarjetas de crédito y los créditos de nómina concentraron la mayor aportación al crecimiento promedio de 5.3 por ciento, con 2.3 y 1.5 puntos porcentuales (pp), respectivamente.

El financiamiento a las empresas sigue siendo el componente más débil, ya que en promedio en 2022, el crecimiento real fue de 0.8 por ciento, señalando que los saldos en moneda extranjera contribuyeron significativamente a la recuperación (crecimiento promedio de 4.9 por ciento), aunque el crédito en moneda nacional se contrajo -0.2 por ciento promedio en 2022, en el 4T22 su crecimiento promedio repuntó a 3.3 por ciento.

El estudio manifiesta que el año 2022 estuvo enmarcado por el incremento de la inflación y de las tasas de interés, con un consecuente aumento de la volatilidad en los mercados financieros, además de un crecimiento económico por encima de lo esperado que permitió superar el nivel de producción doméstica observado antes de la pandemia.

El informe destaca que resulta particularmente oportuna la regulación dirigida a bancos y las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) en materia de estandarización de los estados de cuenta de tarjetas de crédito de personas físicas; la medida aumenta la transparencia y la revelación de los costos del producto, favoreciendo la toma de decisiones informadas por parte de los tarjetahabientes, contribuyendo a evitar el sobreendeudamiento, para beneficio de su salud financiera.

El Informe “Situación Banca” concluye que, hacia delante, la persistencia de la inflación podría mantener los elevados niveles de tasas de interés por un tiempo prolongado, lo que mantendría la tendencia de recomposición de las fuentes de financiamiento.

En este escenario, una fuente de impulso de la actividad crediticia se desvanecería; sin embargo, las perspectivas actuales señalan que esto podría ser más que compensado si se mantiene la fortaleza de los ingresos de hogares y empresas, que constituyen los principales motores del crecimiento del crédito.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.