Conéctate con nosotros

OPINIÓN

Asuntos del Peso

Publicado

en

ricardo-asuntos-del-peso

Los participantes del mercado de cambios no quitan el dedo del renglón al seguir con la expectativa de que en la próxima reunión del Banco de México (Banxico) prevista para marzo, podría comenzar relajar su política monetaria al optar por una reducción no más de 25 puntos base, para ubicar su tasa de interés de referencia en 11.0%.

El peso mexicano aparentemente no está reaccionando a esta perspectiva toda vez que las cotizaciones se han mantenido relativamente estables, luego de observarse un rango de negociación semanal entre 17.0074 pesos por dólar como nivel mínimo y 17.2808 pesos por billete verde como precio máximo.

El dato de inflación correspondiente al primer mes de este año dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el cual resultó poco favorable tanto para la economía nacional como para los mercados financieros, pues el dato fue estimado en 4.88% a tasa anualizada, contra lo registrado de 4.66% en diciembre del año pasado, significó un incremento de 0.22 puntos porcentuales.

El repunte de la inflación obedeció a tres elementos, el primero se refiere a que el subcomponente de mercancías alimenticias, observándose en enero una aceleración con respecto al mes anterior ubicándose en su mayor tasa mensual desde febrero del 2023, segundo está relacionado con el subcomponente de servicios de vivienda, que mostró la mayor tasa mensual desde enero del 2023 y tercero la inflación no subyacente impulsado por las frutas y verduras que registraron una inflación mensual de 10.28%.

Es importante destacar que, las presiones al alza de los precios al consumidor en diciembre y enero estuvieron sustentadas fundamentalmente por el componente no subyacente, debido al subcomponente de producto agropecuarios, específicamente por las frutas y legumbres, aunque, dentro del componente subyacente, los servicios siguen mostrando resistencia a bajar, lo cual se considera también un riesgo.

Sin embargo, los principales riesgos previstos en los siguientes meses para la inflación interna, son el alto déficit presupuestario, hay que recordar que en el Presupuesto de Egresos para este 2024 propuesto por el gobierno federal asciende a 4.5% con respecto al PIB y lo recomendable es máximo 2%, además, de los incrementos en el salario mínimo y salarios contractuales, así como, las posibles depreciaciones del peso mexicano.

El tipo de cambio peso-dólar previsiblemente operaría dentro de un ambiente de movimientos volátiles en el corto plazo, es decir, las cotizaciones mostrarían un rango de negociación que fluctuarían entre 16.90 pesos por dólar como nivel más bajo y 17.50 pesos por billete verde como precio más alto.

El peso mexicano seguirá respetando el precio de soporte de los 17.0 pesos en los próximos días, debido a que por el momento no existe un catalizador importante que pudiera romper ese precio bajo sobresaliente, por lo que, lo más probable es que se incline hacia el precio de resistencia de los 17.30 pesos por billete verde.

La tendencia de la moneda mexicana probablemente estaría definida sobre todo por eventos externos como la evolución de la política monetaria de la Reserva Federal y las elecciones presidenciales de Estados Unidos, ahora con la perspectiva de que Donald Trump se perfila para ser candidato por parte del partido republicano.

En torno la política monetaria estadounidense se prevé que hasta el tercer cuatrimestre de este 2024 podría comenzar a relajarse, con el pronóstico de experimentar un decremento de 25 puntos base para ubicarse en niveles de 5.0%, aunque, existe la posibilidad de registrar dos retrocesos más para finalizar el 2024 en 4.50%.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell ha dicho que no tienen prisa para bajar las tasas de interés de referencia, debido a que aún existe riesgos inflacionarios sobre todo provenientes de altos precios de los energéticos, sobre todo relacionados con los niveles alcanzados nuevamente por el petróleo.

El precio internacional referente al West Texas Intermediate (WTI) se perfila hacia el precio de los 80 dólares por barril, pues, la semana pasada finalizó con un valor de 76.58 dólares por barril, por lo que, habría que estar atentos a la evolución del precio internacional del petróleo.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.