Conéctate con nosotros

Automotriz

Autos, pistas, y algo más…

Publicado

en


La regularización de vehículos importados ilegalmente se ha convertido en un dolor de muelas para la industria automotriz nacional que la tiene hundida en “el peor escenario”.
Apenas a mediados de octubre, del año pasado el presidente López Obrador publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación, con el que prácticamente autoriza a Baja California y al resto de los estados fronterizos (después incluyó a Michoacán y Nayarit) para que trafiquen con vehículos chatarra, conocidos como “autos chocolate” y la llegada de éstos a nuestro país creció exponencialmente.
De inmediato, en noviembre, llegaron al patio trasero 15,969 unidades de contrabando, 2,765 más que en octubre, cuando recibimos 13,204 (según el reporte de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores) y que serán regularizados,
Estas unidades, que ratifican a México como el patio trasero de Estados Unidos, ingresan a territorio nacional en pésimas condiciones físico-mecánicas poniendo en riesgo la seguridad de sus pasajeros y la de terceros, también son generadores de gases contaminantes y por si fuera poco, ponen en riesgo el empleo de miles de trabajadores que viven de las ventas de vehículos nuevos.
De hecho, el programa contempla legalizar más de 2.2 millones de vehículos ilegales en la frontera norte del país, a pesar de la advertencia de la industria motor nacional, alertando que el más beneficiado será el crimen organizado, que aumentará la contaminación y que pondrá en riesgo la venta de autos formales, así como la creación de empleo.
La AMDA ha señalado la urgencia de que, las cúpulas tengan participación en el tema, porque hoy existe un total desorden que tiene a la industria motor “en el peor de los escenarios”, porque la única respuesta que tienen de las secretarías de Gobernación y de Economía es que ya iniciaron los programas, pero no tienen conocimiento de que haya avances.
Los altos directivos de esta industria, reconocida como el motor de la economía nacional, siguen pendientes de que se les tome en cuenta en la intención de querer legalizar lo ilegal, tal como aseguran que se los prometió el presidente López Obrador y como se los anunció la secretaria Tatiana Clouthier.
Hay otro dolor de muelas
El otro freno, está claro, sigue siendo el desabasto global de semiconductores que tiene a todas las marcas en jaque, y que parece que se extenderá unos meses más.
En 2021 México produjo 2 millones 979 mil 276 vehículos, ¡60,902 menos que en 2020!, y las cifras son todavía más graves, si se comparan contra 2019, que revelan que se dejaron de producir 830,792 vehículos y que de acuerdo con los expertos, es una consecuencia de la falta de chips… para llorar.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.