Conéctate con nosotros

OPINIÓN

Asuntos del Peso

Publicado

en

ricardo-asuntos-del-peso

Peso intentará llegar a los 16 pesos por inercia bajistas del mercado y compras especulativas en Chicago

El peso mexicano nos sigue dando sorpresas en los niveles alcanzados no vistos desde 2015 cuando las cotizaciones se encontraban sobre los 16.50 pesos por dólar, ahora el precio se encuentra en 16.46 pesos por billete verde, con amplias posibilidades de seguir apreciándose por los buenos resultados económicos sobre todo en Estados Unidos.

La economía estadounidense contra todos los pronósticos sigue manteniendo un buen ritmo de crecimiento, eso es bueno para México porque si el PIB de Estados Unidos, la actividad económica mexicana también mantendrá un buen ritmo de crecimiento y por ende beneficia al tipo de cambio peso-dólar.

La semana pasada se anunció un dato macroeconómico importante que nos dice cómo va la economía estadounidense, tal fue el caso de la nómina no agrícola tras mostrar la creación de 303,000 plazas laborales durante el mes de marzo, superando las expectativas de la mayoría de los analistas económicos que esperaban una cifra de alrededor de 280,000 nuevos puestos.

El tipo de cambio peso-dólar cada semana sigue probando nuevos niveles de resistencia, pues el siguiente nivel piso de corto plazo se ubica en 16.0 pesos por billete verde, sin embargo, en la medida que siga fortaleciéndose el peso mexicano el riesgo es mayor de un fuerte rebote, debido a que desde el punto de vista del comportamiento de las variables macroeconómicas local no son sostenibles estos niveles.

Los nivele actuales del tipo de cambio peso-dólar lo hemos venido comentado muchas veces en este espacio, que los niveles actuales de 16.50 pesos por dólar están siendo explicados fundamentalmente por la política monetaria restrictiva llevada a cabo por el Banco de México (Banxico), donde su tasa de interés de referencia está ubica en 11%, con la perspectiva de que en los próximos meses difícilmente la bajará por la continuación de las presiones inflacionarias.

Las altas tasas de interés son aprovechadas por los inversionistas extranjeros al traer sus recursos monetarios generando una mayor oferta de dólares en el mercado de cambios, además, del aparente optimismo existente por el llamado “nearshoring”, donde hay la percepción del ingreso de flujos vía inversión extranjera directa.

La apreciación de la moneda mexicana también está contribuyendo en menor medida a la apuesta que están haciendo los inversionistas extranjeros en el Mercado de Futuros de Chicago (CME) a que el peso mexicano continuará fortaleciéndose en las próximas semanas.

Las posiciones especulativas netas al cierre del 2 de abril, alcanzaron una cifra de 4,062.58 millones de dólares, con respecto a la semana previa registrando un monto de 4,012.09 millones de dólares, implicó un aumento de 1.3%, equivalente a 50.5 millones de dólares.

La semana pasada comentamos acerca del alto riesgo de tener un alto déficit fiscal, el cual en este año se estima que sea superior al 5%, cuando un déficit controlable se encuentra en 2%, ahora si agregamos el incremento en el mayor endeudamiento del gobierno federal.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima una deuda pública de alrededor del 50.2% del PIB para finales del 2024. El problema de tener un alto nivel de déficit fiscal y un aumento de la deuda pública, tarde que temprano se verá reflejado en el tipo de cambio, es decir, en el mediano plazo las cotizaciones podrían encontrarse por arriba de los 18 pesos por dólar.

Por el momento, el peso mexicano seguirá operando sobre los niveles en se encuentra (16.50 pesos) e inclusive podría registrar un mayor fortalecimiento, explicado básicamente por inercia bajista de corto plazo que trae el mercado, además, de los movimientos especulativos observados en el Mercado de Futuros de Chicago.

La agenda económica para esta semana estará enfocada específicamente en las cifras de inflación anunciadas tanto en Estados Unidos como en México. La inflación estadounidense como sabemos se encuentra en niveles de 3.2% al cierre de febrero, el reporte de marzo previsiblemente no tendrá mucha variación e inclusive podría subirse por el alza de los energéticos.

Los precios al consumidor en México seguirán esa misma tendencia, es decir, probablemente se mantendrán por arriba del 4.3%, actualmente la inflación interna se encuentra en 4.4%, con la perspectiva de seguir alta en el reporte del tercer mes de este año.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.