Conéctate con nosotros

Noticias

Se deben analizar opciones para sectores como el informal

Publicado

en

El ahorro, entre las posibilildades

Las instituciones bancarias, con la participación del gobierno, deben pensar en nuevos esquemas para ampliar el abanico y llegar a otros segmentos como a quienes vivienda de la economía informal para hacerlos acreedores a un crédito y la posibilidad de poder adquirir una vivienda.

Nuevos target y productos, como analizar el ahorro, esquemas de renta con opción a compra, son temas que se deben discutir y aprobar para adecuar, por ejemplo, el marco jurídico, coincidieron representantes de instituciones bancarias.

En un panel organizado por GRUPO EN CONCRETO, Marisol Nicolás, Directora de Banca Hipotecaria de BBVA México; Roberto Gándara, director Ejecutivo de Banorte; Ricardo García Conde, director Ejecutivo de Citibanamex; Gregorio Sánchez, director Corporativo de Banco Inmobiliario Mexicano (BIM Banco), estuvieron de acuerdo en atender sectores como el de los millennials que cada vez demandan más vivienda.

Marisol Nicolás, dijo que “el reto es poder voltear como banca a ver de qué forma acreditamos a estas economías (como la informal). Nosotros hicimos un gran esfuerzo y a los asalariados con otros ingresos si pudimos acreditarles esa diferencia, a través de buscar estos comisionistas a lo mejor, dados de alta en el IMSS, pero que tienen ingreso extra con otros servicios. Alguien que trabaje en una gasolinería, que tenga un ingreso fijo, pero otro adicionalmente tenga otro por medio de propinas”.

Otorgar un crédito hipotecario para esas economías que no tiene relación con un banco es más complejo, porque no se puede acreditar fehacientemente en alguna información económica en la que se pueda ver su sestados de cuenta. Y es ahí donde está el gran reto y es la población a la que se debería apoyar más a través de los institutos que buscan y tienen necesidades de vivienda.

Lee también: Con nuevos retos, 2022 positivo para créditos hipotecarios

Ricardo García consideró que el tema de los no afiliados está resuelto y la discusión está entre la economía formal y la informal.

“En este país sin importar el nivel de ingresos, quien esté dado de alta en el IMSS o tenga una cuenta bancaria, se vuelve elegible para un crédito hipotecario, si es trabajador asalariado, en el Infonavit, Fovissste y trabaja por su cuenta y si tiene una cuenta de cheques a través de la cual sus flujos se mueven, los bancos podemos diferir un ingreso y lo hacemos con bastante actitud. Y lo que pasa por la chequera es prueba fehaciente de un ingreso y tiene la posibilidad de un crédito”.

Resaltó que otro segmento que representa el 53% de los tomadores de decisiones para la adquisición de vivienda son los millennials que traen necesidades y aspiraciones distintas de movilidad, de tener menos hijos.

Es fundamental, continuó, atender a ese segmento “que aspiran a cosas no necesariamente iguales a las que aspirábamos la generación X. Son mucho más sensibles al tema de conectividad, ecología, experiencias, son súper intolerantes a los procesos tortuosos.

Roberto Gándara, coincidió con los otros expositores y resaltó que si bien es importante verificar de dónde vienen los ingresos de cualquiera que tenga una cuenta, también hay algunos jugadores en donde no es tan fácil si no se tiene un negocio que se pueda revisar la parte de ingresos.

“El tema del asalariado no es problema, es fácil calcularlo, pero la parte del entendimiento y del acercamiento del banco, en este caso Banorte, la parte local y regional donde nos acercamos, visitamos, entendemos, muchas veces se puede tener información que no necesariamente se queda en el estado de cuenta, pero se puede perfilar de mejor medida”.

Estuvo de acuerdo en lo fundamental que debe ser dar acompañamiento a los nuevos segmentos como los millennials y saber para donde van sus necesidades a lo largo de su vida profesional, laboral y que los bancos sean más portables.

“Esa parte si la tenemos todavía pendiente a nivel banca, acompañado también de la nueva forma en la cual la gente está buscando propiedades, opciones de financiamiento y demás”, agregó.

Gregorio Sánchez reconoció que “ha faltado voluntad de los bancos como del propio gobierno” para avanzar en esa línea, por lo que se deben hacer análisis, mesas de trabajo, puesto que, por ejemplo, hay mucho mito urbano sobre la informalidad, se dice que son malos pagadores, pero en realidad son excelentes pagadores.

Quien se dedica a la economía informal está acostumbrado a pelear su recurso día a día, por lo que falta análisis, para ver, entre otras cosas que en cuanto más enganche da una persona de ese sector, si tiene menos posibilidades de incumplir.

Si das 20% de enganche prácticamente tienes casi asegurado el comportamiento del crédito. Vale la pena para este tipo de economía”. Paralelamente, dijo, no se han explorado los esquemas de ahorro, por lo que, si hay una forma de comprobación de este tipo de economía, es ese sistema, que puede ser a seis, doce o 18 meses, puesto que con ello tal vez esas personas lo harán porque no tienen posibilidades de un crédito para vivienda.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.