Conéctate con nosotros

Bancos

2022 un buen año para el mercado de crédito

Publicado

en


2022 fue un gran año para el mercado de crédito, lo que se reflejó en ingresos, utilidades y métricas récord en casi todos los bancos, debido a la fuerte recuperación del consumo, así como el resurgimiento del crédito corporativo en la segunda mitad del año, mismos que lideraron el crecimiento de la banca comercial, señala Carlos Gómez, analista en Intercam Grupo Financiero.

En su análisis “Crédito de la banca comercial diciembre 2022” detalla que, al cierre de noviembre 2022, el Índice de Morosidad (IMOR) del Sistema fue de 2.11 por ciento, pero pree que incrementará poco a poco en los siguientes meses, principalmente por la cartera de consumo. Por su parte el Índice Cobertura (ICOR) se mantuvo en niveles saludables.
Establece que se sigue monitoreando el comportamiento del consumidor, porque si bien vimos caídas en el uso de tarjetas de crédito durante diciembre, lo cierto es que este año se colocaron cerca de 80 mil millones de pesos (mdp) en TDC, en un periodo donde las tasas de interés están en su nivel más alto desde hace más de 20 años.

Asimismo, se originaron más de 40 mil mdp en créditos de nómina, comprometiendo los ingresos de las familias a fuertes pagos de interés.

El especialista manifiesta que el crédito de la banca comercial al sector privado en diciembre cerró con un saldo de 5,467 miles de millones de pesos (mmdp), un crecimiento nominal anual de 13.1 por ciento; terminando el año con un avance fuerte. En la comparativa mensual, la cartera incrementó 0.6 por ciento, en 31 mil mdp. El ritmo se desaceleró mes a mes por el fuerte volumen de compras de Buen Fin visto en noviembre.

Lo anterior, resultó en una caída del crédito al consumo de noviembre a diciembre, reflejando una base más difícil, pero también una ligera saturación del consumo. Por otra parte, el crédito empresarial y el hipotecario mantuvieron su ritmo de crecimiento.

La tendencia positiva del crédito en México continuará, sin embargo, esperamos una expansión más moderada en todos los segmentos.

Sobre los créditos a la vivienda, que representan el 22.2 por ciento de la cartera vigente, avanzaron 11.7 por ciento en diciembre, debido a que los créditos residenciales subieron 12.4 por ciento gracias a la resiliente demanda de hogares y el fácil acceso a hipotecas, colocándose 11.8 mil mdp en préstamos residenciales. Acota que recientemente, ha notado una menor oferta de viviendas en México y al estancamiento de nuevos desarrollos inmobiliarios, además de esto, el costo de las hipotecas ha aumentado, al igual que el precio de casas y departamentos. Por estas razones, espera una reducción en la colocación de vivienda.

Por su parte los créditos al consumo, que representan el 22.0 por ciento del total, registraron un crecimiento extraordinario gracias al sólido comportamiento del consumo y las temporadas de compras, por lo que el cambio registrado fue de 17.6 por ciento. No obstante, mes a mes, la cartera cayó 0.7 por ciento (7.9 mil mdp) debido a la difícil base de noviembre y una fuerte caída en el uso de tarjetas de crédito. Considera que 2023 será un año más complicado para el consumo, por lo que prevé ritmos de crecimiento más bajos y mayor morosidad, además de menos colocación por líneas de crédito saturadas.

Los subsegmentos con mayor crecimiento anual fueron: adquisición de bienes muebles (36.6 por ciento), otros (21.6 por ciento), tarjeta de crédito (21.2 por ciento), nómina (17.2 por ciento) y personales (13.8 por ciento). El crédito automotriz avanzó 1.7 por ciento este mes, ritmo que ha ido aumentando considerablemente durante el año, reflejando una recuperación creciente y sostenida de la demanda por autos nuevos.

En tanto que los créditos empresariales registraron un crecimiento anual 11.4%, representando el 53.7% de la cartera vigente total. En la comparativa secuencial, el portafolio incrementó 15.6 mil mdp, 0.5% mensual, el avance secuencial más bajo del año. El aumento anual obedece al resurgimiento del crédito corporativo visto en el 2022 y la mayor necesidad de financiamiento de las Pymes. Prevé una fuerte competencia en la colocación de este segmento, por lo que los ritmos de crecimiento continuarán y estará atento a los efectos del Nearshoring.

En diciembre, los subsegmentos con mayor crecimiento fueron: no sectorizado (18.8%), servicios de alojamiento, alimentos y bebidas (12.7%), servicios inmobiliarios y de alquiler (12.2%), agrícola (11.2%) y transporte, correo y almacenamiento (11.2%). La manufactura avanzó 11.3% anual, destacando la fabricación de equipo de transporte (12.5%), las industrias metálicas básicas (11.8%) y los productos a base de minerales no metálicos (11.8%). Minería aumentó 12.8% anual y tuvo un buen avance mensual. Por su parte, Construcción (10.3% anual) y Comercio (10.6%), presentaron caídas mensuales. Esperamos tasas de crecimiento anuales más bajas.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.