Conéctate con nosotros

FINANZAS

Asuntos del Peso

Publicado

en

ricardo-asuntos-del-peso

Peso mexicano presentaría algunos altibajos en este 2024, aunque no superaría el precio de los 19 pesos por dólar

El peso mexicano durante el 2024 mostrará algunos altibajos motivados fundamentalmente por la política monetaria tanto mexicana como estadounidense, es decir, la tendencia del peso estará definida por el movimiento de las tasas de interés, aunque no se esperan cotizaciones por arriba de los 19 pesos por dólar.

La moneda mexicana seguirá favorecida por los flujos de exportaciones y remesas. Sin embargo, se espera que el banco central comience a recortar sus tasas de interés de referencia ya sea en la reunión de febrero o marzo de este año, lo que podría ejercer presiones en la paridad cambiaria si la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decide esperar hasta el segundo trimestre para hacer su primer ajuste a la baja de su tasa de interés (5.25%).

Además, el factor nearshoring, que en el 2023 ayudó a revaluarse en gran medida al peso mexicano, podría tomar una pausa tras el proceso electoral llevado a cabo en México en primer domingo de junio y en Estados Unidos la primera semana de noviembre.

El peso mexicano al hacer un recuento desde encontrarse en un régimen de libre flotación (22 de diciembre a la fecha), ha reaccionado a los procesos electorales, sobre todo a los de Estados Unidos, es decir, tomando en cuenta las siete elecciones presidenciales estadounidenses desde 1996 hasta el 2020, la divisa mexicana se depreció en promedio 6.63%.

Es importante mencionar que, en 2008, la moneda mexicana registró una depreciación de alrededor de 25.46%, derivado fundamentalmente por la Gran Recesión registrada en Estados Unidos, la cual estuvo relacionada con la llamada crisis financiera donde tuvo su origen en el problema de las hipotecas subprime.

El tipo de cambio peso-dólar no tomando en cuenta ese año, presentó en promedio una pérdida de valor 3.49%, esto contrasta con los años de elecciones presidenciales en México, en los que el peso mexicano se apreció en promedio 1.25%, aunque en los años 70s, 80s y parte de los 90s tendió a mostrar presiones alcistas.

La tasa de interés de equilibrio del Banco de México (Banxico) actualmente se encuentra en 11.25%, se espera que los ajustes sean pausados durante este año, sin embargo, la mayoría de los participantes del mercado esperan un ajuste a la baja en el primer trimestre de 25 puntos base para llevarla a un nivel de 11.0%.

Los mercados continuarán calibrando sus apuestas sobre las fechas en que los bancos centrales iniciarán sus ajustes a la baja de sus tasas de interés, aunque, la mayoría de los analistas del mercado de cambios estiman un decremento de hasta 100 puntos base en este 2024, para llevar a un nivel de 10.25%, mientras las de Estados Unidos sería en la misma proporción para ubicarlas en 4.25%.

Es posible que el tipo de cambio peso-dólar ante la perspectiva antes mencionada reaccione con algunos movimientos volátiles y presente alzas hasta llegar a un precio de 18 pesos por billete verde, por lo que, existe el pronóstico de que volvamos a ver cotizaciones por debajo de los 17 pesos por dólar en este 2024.

La dinámica del peso mexicano para este año también será explicada por la desaceleración de la actividad económica y el comportamiento de la inflación tanto de economías avanzadas como emergentes, además de considerar los riesgos geopolíticos que aún existen, como los movimientos bélicos existentes entre Ucrania y Rusia; Israel y Palestina.

El rezago en la evolución de la política monetaria, los mercados financieros seguirán debatiendo sobre el tipo de aterrizaje que experimentarán las economías y el ritmo al que disminuirá la inflación. En el caso de México, es probable que la inflación regrese hacia la zona de equilibrio, es decir, podría observarse un nivel por debajo del 4%.

El mercado de futuros de Chicago sería también un indicador importante que nos daría una clara tendencia del peso mexicano, como sabemos, la mayor parte del año, las posiciones especulativas netas estuvieron posicionadas a favor del peso, lo que es consistente con la apreciación de la paridad cambiaria peso-dólar.

El peso mexicano se apreció en noviembre y diciembre fundamentalmente, paralelo a la acumulación de posiciones a favor del peso en el mercado de futuros de Chicago y la entrada de dólares por regreso de capitales por mayor tenencia de valores gubernamentales por parte de residentes en el país.

En noviembre y las primeras tres semanas de diciembre, las posiciones especulativas netas a la espera de una apreciación del peso aumentaron 52,704 contratos, es decir un repunte de 168.4%, para ubicarse en 84,001 contratos, cada uno con valor de 500,000 pesos, mientras en noviembre ingresaron al mercado 18,408.37 millones de pesos en inversión de valores gubernamentales.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.