Conéctate con nosotros

Noticias

México con los niveles más bajos en participación laboral femenina

Menos de la mitad cuentan con con trabajo digno

Comparte la nota

Publicado

en

México con los niveles más bajos en participación laboral femenina

En México, el ingreso de las familias se sustenta principalmente en el trabajo, con un 65.7 % proveniente de empleos subordinados e independientes.

• Entre 2017 y 2024, el salario mínimo ha experimentado aumentos significativos, elevándose de 80.7 pesos a 248.9 pesos a nivel nacional y a 374.9 pesos en la Zona Libre de la Frontera Norte.

•  A pesar de estos incrementos, muchas familias aún se encuentran en situación de pobreza y no logran cubrir sus necesidades básicas.

• Si se incrementa cada año entre 10 a 15% de SM en el 2030 alcanzaría para necesidades alimentarias de las familias mexicanas.

•  Además, la baja participación laboral femenina contribuye a la desigualdad de ingresos y limita el desarrollo económico del país.

•  Con solo 23.6 millones de mujeres ocupadas de 52.8 millones mayores de 15 años a principios de 2023, México enfrenta uno de los niveles más bajos de participación laboral femenina en la región.

• Si las mujeres participaran en el mercado laboral en la misma proporción que los hombres, el PIB se incrementaría un 27 % aproximadamente

•  Además, persisten problemas de discriminación en el acceso al trabajo.

Propuestas para lograr un mercado laboral mexicano impulse la movilidad social:

•  Aumentar anualmente el salario mínimo en un rango del 10% al 15% en términos reales. Este incremento tiene como meta que para el año 2030, el salario mínimo cubra entre el 84% y el 108% del valor de la línea de pobreza alimentaria y no alimentaria.

•  Construir un Sistema Nacional de Cuidados que brinde a las mujeres un mayor margen de elección y participación en la vida laboral y social.

•  Invertir en infraestructura para reducir el costo y mejorar la accesibilidad del transporte, facilitando así la movilidad de los trabajadores actuales y futuros.

• Combatir la discriminación laboral en todas sus formas, con un enfoque particular en las mujeres. Las medidas incluyen:

  • • Eliminación de la información personal (fotografía, estado civil, embarazo) en las solicitudes de empleo, la prohibición del acceso a historiales salariales para la contratación, cuotas de género en puestos directivos, transparencia salarial a nivel corporativo, y la extensión, igualdad y obligatoriedad de las licencias de maternidad y paternidad.
  • Promover la movilidad social y un desarrollo económico incluyente requiere necesariamente mejorar el acceso y el funcionamiento del mercado laboral.
Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.