Conéctate con nosotros

FINANZAS

Fitch Ratings ratifica calificación de deuda gobierno federal

Publicado

en

bancos-fitch-ratings

La calificadora Fitch Ratings informó que ratifica de largo plazo en moneda extranjera de México en ‘BBB-‘, con perspectiva estable, detallando los motivos en un comunicado.

Fortalezas y debilidades crediticias: La calificación de México está respaldada por un marco de política macroeconómica prudente, finanzas externas estables y robustas, y una deuda pública/PIB proyectada para mantenerse por debajo de la mediana de ‘BBB’. La calificación está limitada por indicadores débiles de gobernanza, un historial de desempeño de crecimiento a largo plazo moderado y riesgos fiscales relacionados con el aumento de las rigideces presupuestarias y los pasivos contingentes de Pemex.

Aumento de las presiones fiscales: Fitchanticipa un déficit del gobierno general (incluido el gobierno federal más la seguridad social, una aproximación utilizada por Fitch para fines de comparación) de 3.5 por ciento del PIB en 2023, frente al 3.2 por ciento en 2022. El deterioro fiscal hasta 2023 llevó al gobierno a diferir el gasto hasta el próximo año. Los ingresos públicos se enfrentaron a una presión a la baja en 2023 debido a los menores ingresos relacionados con el petróleo, mientras que los ingresos fiscales siguen demostrando ser resistentes, beneficiados por el restablecimiento gradual del impuesto a la gasolina y los sólidos impuestos sobre la renta.

Las presiones sobre el gasto han provenido principalmente del aumento de los costos de endeudamiento interno, dadas las altas tasas de interés, y del aumento del gasto de capital, principalmente relacionado con los proyectos de infraestructura pública en el sur de México.

Presupuesto más amplio para 2024: Fitch anticipa un aumento sustancial del déficit fiscal del gobierno general a 5 por ciento del PIB en 2024 (en línea con la meta del Sector Público No Financiero de 4.9 por ciento del PIB), elevando el déficit de México muy por encima de la mediana de pronóstico de ‘BBB’ de 2.8 por ciento. El déficit presupuestario, mucho mayor, es el resultado de la debilidad de los ingresos petroleros, el aumento de los costos de endeudamiento impulsados por el prolongado período de altas tasas de interés, el aplazamiento del gasto corriente y de capital a partir de 2023 y el aumento de las transferencias sociales, particularmente a la población de edad avanzada.

Fitch anticipa que el gasto relacionado con las elecciones también se sumará al mayor déficit fiscal el próximo año. La agencia pronostica que el déficit más amplio contribuirá a un aumento de la deuda de las administraciones públicas en relación con el PIB hasta el 47,7  por ciento en 2024 desde el 44,9  por ciento de este año y a un aumento constante a medio plazo, pero espera que se mantenga por debajo de la mediana de BBB (actualmente del 56  por ciento) durante el horizonte de previsión.

Apoyo presupuestario a Pemex: La propuesta de 2024 especifica medidas de apoyo a Pemex en un presupuesto por primera vez; anteriormente, el apoyo se proporcionaba ad hoc en función de las condiciones económicas. Su inclusión mejora la transparencia y pone de manifiesto la voluntad del gobierno de apoyar a Pemex. El apoyo del gobierno incluirá una reducción de sus pagos de derechos de participación en las utilidades (DUC) del 40 por ciento al 30 por ciento (por un valor de 3.000 millones de dólares) y transferencias directas de 8.500 millones de dólares. Esto proporciona financiamiento suficiente para cubrir los vencimientos de bonos externos de Pemex a 2024 (10,900 millones de dólares).

El apoyo gubernamental a Pemex a través de esta administración (un acumulado de USD74 mil millones desde 2019, 4.0 por ciento en el PIB de 2023) ha facilitado una disminución de la deuda de Pemex, que alcanzó USD106 mil millones en el 3T23, por debajo de su máximo de USD113 mil millones en 2020. Esta cifra ha caído aún más como porcentaje del PIB, hasta el 5,7 por ciento en 2023, desde su máximo del 10 por ciento en 2020.

Estabilidad macroeconómica a través del ciclo electoral: Las elecciones generales, para determinar el presidente, ambas cámaras del Congreso y nueve gobernaciones estatales están programadas para el 2 de junio de 2024. Si bien todavía es temprano en el ciclo electoral, las encuestas han mostrado una ventaja consistente para la candidata oficial del partido MORENA, Claudia Sheinbaum. La candidata de la coalición opositora Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, se benefició de un fuerte aumento inicial de popularidad en el momento del anuncio de su candidatura, pero ahora está luchando por mantener el impulso y superar el apoyo popular de Sheinbaum.

Fitch no anticipa una disrupción política importante durante el ciclo electoral que pueda afectar negativamente las perspectivas de crecimiento para 2024. Fitch anticipa un cambio de política limitado si MORENA gana las elecciones presidenciales, aunque todavía hay una visibilidad limitada en la agenda política real.

Un componente crítico de las elecciones será la composición de ambas cámaras del Congreso. Fitch espera que MORENA conserve una mayoría simple tanto en la cámara alta como en la cámara baja, aunque no una supermayoría. Esto podría respaldar la capacidad de Sheinbaum para ejecutar su agenda política, pero resultar en un estancamiento político si la oposición gana las elecciones presidenciales. Fitch anticipa que los candidatos de 2024 gozarán de mucho menos apoyo popular que el presidente López Obrador y probablemente enfrentarán desafíos más pronunciados para aprobar reformas políticamente difíciles. Esto incluye una reforma fiscal para aumentar los ingresos del gobierno y/o ejecutar una reducción del gasto material para mejorar significativamente el equilibrio fiscal.

Crecimiento robusto: Fitch espera que el crecimiento del PIB real alcance el 3,4 por ciento en 2023, frente al 3,9 por ciento de 2022, y proyecta una desaceleración al 2,4 por ciento en 2024. El crecimiento se ha beneficiado de un fuerte aumento de la inversión privada y de un consumo sólido. La inversión privada ha crecido un 20 por ciento en el año hasta septiembre, lo que proporciona una señal temprana de una creciente demanda de producción manufacturera mexicana debido a los efectos de nearshoring. Un aumento considerable de la inversión, en particular de la construcción no residencial, se relaciona con la ejecución de proyectos de infraestructura pública en el sur de México (Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec).

Oportunidad de crecimiento del nearshoring: El nearshoring sigue siendo una importante oportunidad de crecimiento para México, dado el aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China. México ha experimentado una tendencia constante al alza en su participación de mercado en las importaciones de Estados Unidos, superando a China y Canadá como principal socio comercial de Estados Unidos. México superó a China en términos de participación de mercado de importación de Estados Unidos a mediados de 2023. Las principales empresas automotrices anunciaron recientemente grandes planes de inversión en infraestructura en México de alrededor de 11 mil millones de dólares. Este aumento de la IED podría elevar el crecimiento de las exportaciones no petroleras (suponiendo que la relación actual entre ambas variables siga siendo la misma) en unos 100.000 millones de dólares en 2025, según el FMI.

Alivio de las presiones inflacionarias: La inflación sigue disminuyendo, alcanzando el 4,3 por ciento en octubre de 2023 desde su máximo del 8,7 por ciento en septiembre de 2022. La inflación subyacente se ha mantenido obstinadamente alta, en el 5,5 por ciento, afectada principalmente por la lenta recuperación de la demanda de servicios tras las perturbaciones relacionadas con la pandemia. Banxico (el Banco Central de México) aumentó su tasa de política monetaria en 725 puntos básicos desde 2021 hasta su máximo de 11.25 por ciento en marzo de 2023 para anclar las expectativas en medio del aumento de la inflación.

El consejo de Administración de Banxico continúa insistiendo en la necesidad de mantener la tasa de política monetaria en los niveles actuales para asegurar la convergencia de la inflación al rango meta del banco central (3 por ciento +/-1 por ciento). Fitch anticipa que Banxico iniciará su flexibilización de la política monetaria en ausencia de presiones inflacionarias persistentes, particularmente en servicios y otros rubros básicos.

ESG – Gobernabilidad México cuenta con un Puntaje de Relevancia (RS) ESG de ‘5’ tanto para la Estabilidad Política y los Derechos como para el Estado de Derecho, la Calidad Institucional y Regulatoria y el Control de la Corrupción. Estos puntajes reflejan el alto peso que tienen los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial (WBGI, por sus siglas en inglés) en nuestro propio Modelo de Calificación Soberana (SRM, por sus siglas en inglés). México tiene una clasificación baja en el WBGI en el percentil 32, lo que refleja un historial reciente de transiciones políticas pacíficas, un nivel moderado de derechos para participar en el proceso político, una capacidad institucional moderada pero un estado de derecho y un control de la corrupción relativamente débiles.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.