Conéctate con nosotros

Bancos

Empleo de datos biométricos en la banca

Publicado

en

biométricos

Hoy en día su rostro y sus huellas dactilares son la mejor forma de proteger sus cuentas, señala Juan Luis Ordaz, director de Educación Financiera Citibanamex

En una nota, indica que hasta hace unos años, el hecho de pensar que nuestra huella digital o rasgos faciales podrían ser la llave para tener acceso a información personal de manera rápida y sencilla parecía un escenario muy lejano; sin embargo, la tecnología avanza sin control y en todas direcciones, alcanzando incluso temas tan delicados como la seguridad de nuestras finanzas personales, por lo que ya es una realidad, usar ru huella digital o una herramienta de reconocimiento facial para acceder a su cuenta bancaria desde su celular.

Una vez que un programa guarda sus datos biométricos, hará una comparación detallada con todos los futuros accesos para asegurarse de que sólo usted pueda ingresar a sus cuentas y así estar totalmente protegidos.

Señala que cada persona es única y diferente, por lo que sería algo extraño pensar que los datos biométricos se limitan sólo a las venas de las manos o las huellas dactilares. De hecho, hay varias partes de su cuerpo que le pueden ayudar a “firmar” o proteger la información de sus cuentas bancarias:

  • Huellas dactilares: esta es la forma de autentificación más común; prácticamente todos los celulares la tienen. Al tener patrones irrepetibles, cada dedo de su mano es una contraseña única y muy segura.
  • El rostro: una de las primeras formas de usar datos biométricos para proteger la información es el reconocimiento facial. Esta tecnología está basada en los parámetros de la cara; por ejemplo: la distancia que hay entre tus ojos, el tamaño de tu nariz o qué tan simétrico es tu rostro.

Hay quienes piensan que este modo es uno de los menos confiables, pues aseguran que si alguien tiene acceso a una foto suya, fácilmente podrían tener acceso a tus datos. Por esta razón, existen los métodos de verificación en varios pasos, pueden conocer su rostro, pero una contraseña o sus huellas dactilares no.

  • La voz: a muchas personas les parece incómodo repetir una frase frente a su teléfono, pero al igual que el rostro o las huellas dactilares, nuestra voz es una especie de código prácticamente irrepetible que la biometría aprovecha para proteger sus datos. También puede encontrar este tipo de tecnología en los asistentes personales que utilizan comandos por voz para hacer llamadas, encontrar direcciones o, por qué no, poner música en una bocina inteligente.
  • La retina: cada vez que te digan que tiene una mirada única, obvio no están mintiendo. Sus ojos, además de ser hermosos, son una excelente forma de protegerle, pues al igual que las otras partes de tu cuerpo ya mencionadas, son únicos. Eso sí, para hacer una lectura de retina se necesita una cámara muy certera que no muchos dispositivos tienen. Así que habrá que esperar un poco más para poder acceder a sus cuentas con un guiño de ojo.
  • Geolocalización: aunque no es precisamente un dato biométrico, hay que mencionar esta nueva forma de proteger su información. Al principio, la localización geográfica fue muy polémica, ya que muchas personas pensaron que era una medida que incluso atentaba contra su privacidad. Sin embargo, es realmente útil en caso de robos o extravíos, ya que permite a los dueños recuperar sus dispositivos donde tienen almacenados dichos datos.

De esta forma Ordaz, asegura que gracias a las nuevas tecnologías implementadas su información es cada vez más segura.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.