Conéctate con nosotros

Bancos

Banca buscará más renegociación para cartera hipotecaria: Scotiabank

Publicado

en

Paulina Prieto, VP Crédito Automotriz e Hipotecario en Scotiabank México, dio a conocer que ya se está trabajando en esquemas adicionales de reestructura que contemplen otros diferimientos, descuentos en la tasa o descuentos a los pagos en las hipotecas ante un eventual escenario de mayor incertidumbre económica:

“Los bancos vamos a tener que segmentar las necesidades de nuestros clientes que pidieron diferimiento o inclusive, los que no lo pidieron pero que pueden enfrentar una crisis; ello nos va a obligar a segmentar y a entender muy bien la necesidad del cliente. Ya estamos diseñando programas de reestructura adicionales, otras reestructuras, otro tipo de diferimientos, descuentos en la tasa, descuentos en el pago, y eso digamos, para contener los portafolios”.

Dentro del conversatorio virtual “Insights de comunicación y publicidad digital para industrias de Bienes Raíces ante el COVID-19” que realizó iabconecta.com en el que participaron Sergio Leal, CEO de Vinte Inmobiliaria y Paloma González, Chief Data and Business Officer en Segunda Mano, la directora de hipotecas en Scotiabank, agregó además, el esquema que podría ser paliativo para enfrentar la crisis con otras instituciones.

“Lo que va a ser relevantísimo es la colaboración. Vamos a tener que desarrollar nuevos productos para no afiliados, que es 50% de la demanda; pero evidentemente, en la banca estamos más retrasados, tenemos que entender esta demanda. Tenemos que trabajar entre la banca de desarrollo, organismos de vivienda y la banca para acelerar la recuperación”.

Optimismo ante la adversidad

Paulina Prieto agregó que se puede hablar de un optimismo al ver los números de la originación y el monto financiado en las hipotecas en el país: “Esta pandemia a las instituciones nos ha obligado a trabajar de forma diferente. Soy optimista. La originación no se ha visto mermada. Si comparamos de enero a abril versus enero a abril del año pasado, vemos una pequeña caída en la banca comercial de 4% en el monto financiado, pero si consideramos a Fovissste, Infonavit y la banca comercial”, aunque agregó que lo que se origina en abril “son las solicitudes que vienen de meses previos”.

Aseveró que desde abril, la demanda en crédito hipotecario en cuanto al número de solicitudes tuvo una baja, pero que hacia mayo, junio y julio se ha visto un repunte en solicitudes, en el mismo nivel previo al COVID-19, lo cual dijo, “es una señal positiva”, además que en otros tiempos de crisis, el portafolio hipotecario ha mostrado resiliencia.

Importancia en el PIB

Dijo que dentro Scotiabank se va a estar haciendo un análisis de los planes de diferimiento de 4 a 6 meses. “Vamos a ver si estos meses fueron suficientes para recuperar los que hayan perdido el empleo o la liquidez. Podría decir que es la crisis más grande en la historia moderna, pero están los elementos muy positivos que este mercado crezca”.

Recordó que la industria del crédito a la vivienda representa aproximadamente 13% del Producto Interno Bruto (PIB), y es relevante el segmento debido a las instituciones bancarias participan con los organismos nacionales de vivienda (Onavis) y la banca de desarrollo.

Destacó que en este escenario, será muy importante el financiamiento a la cadena productiva de la vivienda: “El financiamiento a todos los proveedores de la cadena productiva será esencial, así como para el desarrollador. Ayuda el bono demográfico, es positivo, ya que en México hay un déficit de vivienda” y recordó que al año se forman 780 mil hogares que seguirán requiriendo espacios.

Sobre una eventual baja en las tasas, señaló que ello “dependerá de la liquidez en los futuros a largo plazo y ver el bono a 10 años. Pero la tasa promedio ponderada ha bajado en 150 puntos base (pb); hoy la tasa ponderada está en alrededor de 9.5% con todas las bajadas que hemos hecho los diferentes jugadores”.

Canales digitales, aliado

En su oportunidad, Sergio Leal Sergio Leal, CEO de Vinte-Inmobiliaria, destacó por su parte que las herramientas digitales han sido aliadas para la venta de los inmuebles:

“Desde 2019 nos habían subido 25% los apartados por medios digitales, y de casi 6 mil viviendas que se venden al año, mil 500 se vendieron por redes digitales. Pero este año subimos 14% más, y andamos en 28% de la parte de venta en redes digitales”.

Sobre la crisis del COVID, dijo que “Vinte tiene una plataforma preparada para esto y lo pudimos aprovechar la situación. Es importante ver cómo aceleró al mundo la parte digital. He venido diciendo mucho que el día de mañana la ubicación no va a importar. Lo que va a importar es que tengas un bienestar y que realmente tengas un lugar donde quieras vivir. No necesariamente la contracción de las ciudades será el modelo a seguir”.

Casas más completas

“Durante el confinamiento, agregó, nos hemos dado cuenta que la gente trabaja plenamente desde su casa. Eso llegó para quedarse. Por otro lado, veo difícil seguir construyendo espacios de oficinas. Nos preparamos para este tema (…) El miedo no nos ha beneficiado”.

En cuanto a la parte turística, dijo la venta de casas en Quintana Roo se detuvo, pero con ello, han sacado diversas estrategias para seguir en el mercado, como lo es el apartado digital:

“Actualmente una casa se puede apartar por paypal. Una de las cosas que hemos aprendido y que hemos tropicalizado es que si antes dabas los incentivo en piso, nos dimos a analizar a los retailers en EU y vimos que teníamos que mover las promociones. Ahí vimos la intención de compra para cierto cliente específico”.

En cuento a la oferta, dijo, se prevé que habrá una caída fuerte: “en el Registro Único de Vivienda (RUV) la oferta de vivienda cayó 46%. Si antes hacíamos 250 mil viviendas, incluyendo a la banca, hoy realmente hay una oferta de 300 mil viviendas”.

En contraparte, previó que para el sector de la construcción de vivienda, prevé “una recuperación rápida en forma de V en las zonas metropolitanas, no así en la parte turística”.

En cuanto a precios, dijo que “todas las casas de un millón de pesos para abajo, sufrieron un incremento y esto es porque realmente las mensualidades de los créditos con una tasa económica terminan siendo igual que una renta”.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.