Conéctate con nosotros

FINANZAS

MDBC evoluciona sistema de pagos

Publicado

en

No es solo un tema de sistema de pagos, sino que afecta la estructura del sistema financiero

En los últimos 15 años se ha transformado el mercado de pagos en el mundo. La Moneda Digital de Banco Central (MDBC) va a ser parte del proceso de evolución de los sistemas de pagos digitales en distintos países.

En el documento: “Moneda Digital de Banco Central: ¿Alternativa al Efectivo o Competencia a los Pagos Digitales”, la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF), ¿detalla que una MDBC es un equivalente digital a los billetes y monedas que debe estar denominada en la moneda de curso legal del país y representar un pasivo para el Banco Central?

De esta forma, al ser un equivalente digital de los billetes y monedas debe permitir a las personas hacer transacciones y poder liquidarlas al igual que sucede con el efectivo.

Señala que existen dos opciones de modelo que tiene un Banco Central para ofrecer una moneda digital: Disponible para intermediarios financieros; Disponible para personas y empresas que puede ser con identificación o anónima. La que se estudia en el documento es la MDBC de propósito general.

También manifiesta que existen otros dos tipos de instrumentos digitales que son las monedas digitales privadas y las criptomonedas, los cuales son distintos a la MDBC.

Señala que el Banco de Pagos Internacional (BIS) hizo un cuestionario para obtener evidencia sobre el proceso de desarrollo del proyecto de MDBC. El 60% de los Bancos Centrales encuestados ya están haciendo pruebas de concepto y el 14% pasó a la etapa de desarrollo y a pruebas piloto.

Esto indica que este proyecto es tendencia alrededor del mundo, el argumento más sólido para promover este tipo de monedas digitales es que los Bancos Centrales no quieren dejar que el sistema de pagos quede en manos de empresas privadas sin que exista una alternativa para las personas que opere el Gobierno.

Hay dos países que han comenzado con la etapa implementación de la MDBC con una prueba piloto en etapa avanzada que son China y Suecia.

China es el único país de mayor tamaño que tiene un avance relevante en su proyecto de MDBC. Al cierre de junio de 2021 un total de 20 millones de personas y 3.5 millones de comercios tenían monederos digitales de e-CNY. Han procesado transacciones por más de 5.2 mil millones de dólares.

La divisa digital de Suecia, la E-krona, inició con su piloto en 2020. El modelo operativo es por medio de tokens digitales en monederos distribuidos a través de una red de participantes.

Dos modelos operativos de MDBC

El primero es el directo en el que el Banco Central es quien tiene la cuenta y por lo tanto la relación con los usuarios. Su principal desventaja es que el proceso de conocimiento del cliente se tiene que hacer directo con la carga operativa y los riesgos reputacionales que ello implica. Además, tiene que cumplir con las leyes y reglas de Prevención de Lavado de Dinero, PLD, con la regulación de protección al consumidor y asumir una función de intermediación financiera.

El otro modelo es el híbrido. Es el que adoptaron los dos países que se mencionaron anteriormente. En este caso la relación con el cliente la tiene un participante que se encarga de todo el cumplimiento en materia de PLD y otras regulaciones. Son quienes harían el procesamiento de pagos en tiempo real. En este modelo el Banco Central hace lo que llaman una actualización de los saldos

La MDBC va a afectar a la estructura del mercado de pagos

El impacto depende del desarrollo del mercado y de la participación de los pagos electrónicos, así como de factores estructurales como la informalidad y las preferencias por evitar fiscalización.

Un escenario posible es que la MDBC se vea como una alternativa a los pagos electrónicos y no disminuya el uso de efectivo. En este caso lo que provocará la MDBC es que se reduzcan otros pagos electrónicos.

La percepción de los consumidores en el mundo es que el principal obstáculo para el crecimiento de los pagos digitales son los hábitos de uso de efectivo con el 40%, seguido por el bajo nivel de entendimiento de la tecnología con 38%.

Lee también: Se prolonga la “cuesta de enero”, incrementos de hasta 75% en alimentos

Manifiesta que hay que entender la realidad de México para plantear lo que puede pasar con la MDBC. El uso de efectivo es importante y parece que hay condiciones estructurales como la informalidad y un deseo por evadir la fiscalización que harán que esto no cambie. Además, en nuestro país no hay sistemas de pagos privados que sean relevantes.

En este escenario el gran riesgo es que la MDBC sea un esquema que no genere más pagos digitales a los que hoy se hacen en SPEI, CoDi y en el sistema de pagos de tarjeta de crédito y débito.

Regulación

El marco legal debe ser neutral y completo. La neutralidad del marco legal para esta nueva plataforma de pagos se refiere a que no pueden definirse condiciones en la regulación que la favorezcan sobre otras. Además, las reglas para los distintos participantes deben ser idénticas si hacen las mismas funciones.

Observa que hay otros retos regulatorios que son más operativos, pero igual de relevantes como la identificación de cliente, la protección al consumidor, la definición de controles internos y la gestión del riesgo de ciberseguridad ya que la probabilidad de tener ataques aumenta en un entorno de operación digital.

La regulación de la MDBC también debe contemplar aspectos de solvencia para los nuevos participantes. Es importante cuidar que la MDBC no se vuela una fuente de inestabilidad financiera.

En el proceso de lanzamiento de la MDBC en nuestro país tiene que existir buena comunicación por parte del Banco de México que es quien tiene el liderazgo del proyecto y ya reveló que estan trabajando en el tema y algunas definiciones sobre el modelo. Faltan aspectos a definir como un calendario y la logística de implementación.

La MDBC no es solo un tema de sistema de pagos, sino que afecta la estructura del sistema financiero. Por ello, tienen que existir contrapesos en el entorno institucional de las autoridades financieras de nuestro país.

Tienen que participar otras autoridades en el ámbito de sus competencias. Se debe dejar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la definición de la estructura del sistema financiero, la definición de intermediarios y la regulación de PLD, entre otros aspectos. A la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) le corresponden las actividades de supervisión y de regulación prudencial.

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.