Conéctate con nosotros

Bancos

Protégete que no te engañen y defrauden

Publicado

en

En el programa de la #BancaExplica del jueves 29 de octubre se indicó que se esta lanzando una campaña que se llama “Protégete que no te engañen, la ciberseguridad la hacemos todos” porque existen campañas de robos de información de llamadas telefónicas, de correos que tienen que ver con el fraude, las cuales se han incrementado de manera drástica en México y el mundo.

“El fraude es uno de los principales problemas a nivel mundial con un término llamado pishing, el cual se realiza bajo diferentes métodos y técnicas. México está dentro del top 10 de los más atacados, por lo que es muy importante la participación de los clientes y del público en general porque la ciberseguridad la hacemos todos.”, señaló Victor Eduardo Morales Bernal.

El presidente de la Comisión de Ciberseguridad de la Asociación de Bancos de México (ABM), explicó que normalmente todo tiene que ver con el hackeo; sin embargo, lo que se maneja, tiene que ver con una situación cultural o cómo se aprovecha la falta de entendimiento de las personas como clientes que le permite a los delincuentes obtener información confidencial, para realizar un fraude o vender nuestros datos.

Explicó que Phishing que va dirigido más a las personas, es un término informático que distingue a un conjunto de técnicas, que persiguen el engaño a una víctima, ganándose su confianza, haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar.

Los tipos de phishing más comunes son: llamadas falsas; correos falsos; SMSs falsos; virus; clonación de tarjetas o datos sensibles y robo de línea telefónica, para lo cual emplean las siguientes modalidades

Datos Cuentan con algunos datos que nos hacen pensar que lo que estamos viendo o escuchando es verdad.

Engaños Mediante técnicas de ingeniería social a través de engaños, obtienen información que permita r o b a r n o s d a t o s o b i e n e s económicos.

Cultura Se aprovechan de una falta, aún, de cultura de cuidado de la información y en ocasiones, se enfocan en diferentes brechas generacionales.

De acuerdo al ejecutivo, para ello emplean las siguientes mecánicas:

SPoofing.- El defraudador disfraza su número telefónico para que aparezca el número de su banco en el identificador y así solicitar sus datos personales.

Smishing.- A través de un mensaje de texto, SMS, el defraudador simula ser el banco o una empresa, para ganar su confianza y pedir su información confidencial

El ejecutivo señaló que para protegernos debemos tomar en cuenta lo siguiente:

  • Información personal. – Nunca proporcionar información personal y confidencial como contraseñas, token, CVVs, otros.
  • Números desconocidos Dude siempre de números desconocidos y cualquier aclaración, acércate primero a tu banco.
  • Sitios oficiales. – Nunca visite o descargue aplicaciones que no sean sitios autorizados por su institución.
  • Si recibe un SMS de un supuesto cargo a tu tarjeta y te piden marcar a un número que no ubica, acérquese a su banco primero y nunca conteste los mensajes de este tipo.
  • No haga caso a correos que no provengan de un remitente autorizado por su banco y mucho menos des clic a ligas que podrían llevarte a sitios fraudulentos.
  • Mantenga instalado siempre un antivirus actualizado en tus dispositivos.

Algunos ejemplos de Fraude

1) Una supuesta cadena de supermercados muy famosa nos llama por teléfono y nos ofrece un premio de regalo para gastar en sus tiendas. Una vez que nos mostramos interesados, el atacante tratará de hacer que compartamos nuestros datos personales y/o datos de la tarjeta de crédito, con la excusa de que son necesarios para esta promoción.

En ocasiones, tratará de invitarnos a acceder a una web fraudulenta, compartir la promoción con otros usuarios a través de nuestras redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea, rellenar un formulario con nuestros datos personales, etc.

No es normal que de la nada ganemos un premio y que aparte nos pidan datos personales de nuestra tarjeta. ¡Que no le engañen!

2) Un supuesto técnico de un banco se pone en contacto con nosotros por teléfono para informarnos de una incidencia que podría afectar gravemente al sistema de nuestra computadora. Para solucionarla lo antes posible, están llevando a cabo controles en remoto en los equipos de aquellos usuarios afectados.

Dejándolo en manos del experto, terminamos por confiar en él, descargamos el software que necesita y le damos control sobre nuestro equipo para que acceda a nuestros archivos, robe nuestros datos o instale software malicioso.

Su banco nunca le pedirá datos sensibles ni mucho menos te ofrecerá soporte remoto a tus dispositivos o equipos de cómputo. ¡Que no le engañen!

3) Nuestro teléfono comienza a sonar y una chica muy amable nos informa de que aún estamos a tiempo de participar en un sorteo o promoción inexistente a través de alguna red social de un supuesto banco. Parece que se trata de una promoción de una conocida marca que busca recompensar a sus clientes.

Tras describir el premio, nos pide que compartamos una serie de datos por temas legales, como nuestro nombre, apellidos, correo, dirección, así como hábitos de consumo sobre nosotros y nuestra familia. Recopilados los, no volveremos a tener noticias sobre el sorteo.

Su banco nunca le pedirá datos sensibles ni le hará ganar un premio que nunca le informo. Si tiene duda, acérquese a su banco. ¡Que no le engañen!

Comparte la nota
Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.