Vivienda media, la de mayor oportunidad en el mercado: expertos

*No hay remates a raíz de la pandemia, afirman

-

En el actual periodo de paulatina reactivación económica ante la pandemia del Covid-19, el segmento de la vivienda media representa la mayor oportunidad para los desarrolladores, coincidieron expertos del sector.

En la mesa ¿Qué sigue para la vivienda después de la pandemia? organizada por Grupo En Concreto #EnConcretoContigo, aseguraron además que si bien, hay baja de precios, no significa que haya remate de vivienda como consecuencia de la pandemia.

Eduardo Torres, director general de ai360 Analítica Inmobiliaria, destacó que aunque la oferta se ha visto afectada de manera importante, el mundo de la vivienda seguirá generando atractivas oportunidades.

Expuso que la demanda se va a contraer entre 20 y 30 por ciento, dependiendo de la caída del PIB nacional, con una recuperación gradual hacia la segunda mitad del año.

La radiografía actual, dijo, es que hay menos inventario y más necesidad de vivienda. “El inventario es bajo en la Ciudad de México, no alcanza siguiera para seis meses de cobertura”, con una situación similar a nivel nacional, indicó.

Mientras que en el caso del segmento residencial plus -más de 4.5 millones de pesos- hay un inventario para dos años que tampoco es mucho, subrayó Eduardo Torres.

Enfatizó que actualmente hay atractivas oportunidades según el segmento y la zona, por ejemplo, en los desarrolladores en vivienda media y para los compradores en el segmento residencial plus.

Señaló que si bien hay reducción de precios, no se ve un ajuste dramático en el mercado, “no vamos a ver remates”, pero si en cambio casos como los roomies, dispuestos a sacrificar espacio por mejor ubicación.

En ello coincidió Carlos Gutiérrez, Titular de la Dirección Sectorial Empresarial (DSE) del Infonavit, quien sostuvo que si bien hay disminuciones de precio, “no vemos un mercado de oferta en remate”.

Esto, dijo, es bueno porque al final del día, la plusvalía de los inmuebles no debe de llegar a verse afectada por estas circunstancias, para beneficio de sus propietarios.

El sector, dijo, hoy en día es un mercado de oportunidades, pero donde los desarrolladores deben ver que requieren los demandantes de casa, las necesidades de las familias en esta etapa de pandemia, como balcones o espacios abiertos.

“El sector inmobiliario deberá atender las nuevas conductas, los nuevos patrones de comportamiento y de vida de las familias en los próximos meses”, anotó.

Señaló que la capital del país por mucho tiempo no ofreció la suficiente vivienda social, lo que orilló a que en las últimas cinco décadas la gente haya tenido que ir a buscar vivienda en los suburbios, porque el suelo es más barato.

¿Qué hemos dejado de hacer para tener estos efectos perversos de hacinamiento en zonas limítrofes entre la capital y el Estado de México? cuestionó.

En ese sentido, destacó el lanzamiento del esquema Unamos Créditos de Infonavit, que permite sumar posibilidades para que las personas puedan comprar vivienda dentro de la Ciudad de México.

En ese sentido, lamentó que el programa de subsidios para vivienda se haya desvirtuado, respecto a lo que originalmente buscada hace 14 años cuando arrancó, ya que el subsidio al suelo es indispensable como política pública.

Señaló que para reactivar la industria en una etapa post-pandemia, el papel del empresario es indispensable, como ocurrió en el tema de las pensiones, donde el sector y el gobierno federal se pusieron de acuerdo.

Los empresarios estamos siendo responsables “porque estamos enfrentando un cambio de régimen, una debacle económica y la necesidad de generar empleos”, puntualizó Gutiérrez.

Finalmente, Yuri Zagorin Alazraki, presidente de la Canadevi Valle de México, coincidió en que la vivienda media presenta la mayor oportunidad actualmente, pero también es la más difícil de generar en la Ciudad de México.

Hay que hacer malabares en cuanto a precio, densidad y calidad, para generar vivienda de salida, bien ubicada y al precio correcto, enfatizó.

Sobre las nuevas tendencias, a raíz de la propagación del Covid-19 y las medidas de sanidad, que recomiendan espacios al aire libre, esto obliga a pensar en nuevos diseños orientados a la calidad.

Sobre la reducción de precios, coincidió en que no habrá grandes remates de vivienda, porque el actual sistema no permite sobre construir, ya que la vivienda es un problema que reúne a muchos jugadores.

En el caso del Valle de México, propuso aumentar las zonas de impacto, no corredores, “es importante atender desde una perspectiva urbana”.

Zagorin Alazraki señaló que si existen zonas con potencial para generar vivienda económica en la capital del país, como las de antigua vocación industrial, que pueden ser reconvertidas y dales uso habitacional.

En su opinión, hace falta mayor compaginación entre las autoridades de la Ciudad de México y el Estado de México, además de generar arraigo entre la población, y llevar servicios, así como fábricas y lugares de empleos a las zonas limítrofes, para que la gente no salga.

Expresó que los empresarios inmobiliarios quieren seguir invirtiendo, pero “necesitamos mejores condiciones de certidumbre”, hace falta mayor comunicación, ganas de hacer las cosas y una visión de largo plazo, apuntó.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Llama Aispuro a lograr un verdadero programa de desarrollo urbano

Arturo Aispuro, ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, se pronunció por llevar a cabo acciones concertadas en política...
Comenta con Facebook