Austeridad frena incentivos a vehículos híbridos y eléctricos

666

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) aseguró que han solicitado la participación del Gobierno Federal para otorgar estímulos fiscales a las armadoras y consumidores de vehículos híbridos y eléctricos; sin embargo, argumentan falta de recursos

Por Ana Martínez

TEXTO PUBLICADO EN TU GUÍA EN CONCRETO No. 76

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que estos estímulos estarían enfocados, por ejemplo, en la exención en el pago de IVA a las armadoras para generar un mayor acceso a vehículos híbridos y eléctricos, como sucede en mercados globales.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) año con año argumenta la falta de recursos que tiene el Gobierno para no aceptar estos beneficios fiscales y esta postura se ha mantenido, incluso, en la actual administración”.

El directivo dijo que, para potencializar este mercado, lo anterior es necesario, pues México es un país con un bajo poder adquisitivo, principal razón por la que la demanda de vehículos híbridos y eléctricos no ha crecido a un ritmo similar al de las unidades de combustión interna.

De enero a febrero de este año se han comercializado 3 mil 383 unidades con estas tecnologías; mientras que, a pesar de la caída por casi 3 años consecutivos, en el primer bimestre del año se han distribuido 214 mil 891 vehículos que utilizan la gasolina como combustible.

Esta brecha, explicó, se debe a que en la medida en la que los vehículos híbridos y eléctricos tienen un precio de venta mayor al promedio de lo que son los autos normalmente adquiridos por los consumidores, su participación en mercado es bastante menor y ello incrementa su costo.

“El promedio de precio de vehículos que se comercializan en México ronda los 300 mil pesos, y una unidad híbrida de menor precio es de 350 mil pesos; si bien se ha ido acercando la disponibilidad de éstos al promedio de venta, sigue habiendo una diferencia”.

Para hacer más accesible el costo, continuó Rosales, es necesario incentivar la competencia, pues no todas las marcas ofrecen este tipo de unidades en el país; entre las que sí las tienen destacan Toyota, Chevrolet, Nissan, BMW, Zacua, Tesla y Kia.

En entrevista para En Concreto, Gerardo Corona, director de marketing de Peugeot, aseguró que la falta de incentivos del gobierno federal para que las armadoras traigan más unidades de este tipo al país, es lo que frena su penetración en dicho mercado.

A FUTURO

El directivo de la AMDA destacó que, en temporada de contingencia, como la que vivió la Ciudad de México (que acapara la mayor distribución de vehículos híbridos y eléctricos, con 33.9% en el primer bimestre del año), estas unidades pueden circular con normalidad; además que “es claro que la gasolina seguirá subiendo, y los autos con ambos sistemas de movilidad, gastan 40% menos combustible”.

Lo que corresponde a la perspectiva, dijo, vamos a tener un mayor desarrollo tecnológico para poder fabricar las baterías a un menor precio y con una mayor autonomía, lo cual también interfiere en el costo de las unidades.

“En cuanto se logre abaratar la fabricación de las baterias, tendremos la posibilidad de que estos vehículos converjan en precio al consumidor, con lo de combustión interna, y entonces posibilidad de tener una masificación de estos tipos de tecnologías”, concluyó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre