La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que si el pleno de la Cámara de Diputados aprueba la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica como se ha validado en comisiones de ese órgano legislativo, será un despropósito, puesto que de decretarse como se encuentra ahora, generará daños económicos y ambientales, además de que detonará litigios y será impugnada legalmente desde el primer día porque se incumplirían o desconocerían compromisos que el gobierno actual suscribió a través del T-MEC y otros tratados.

Aseguró que subiría el costo de la energía, se darían más fallas en el sistema y apagones en el futuro¸ se convertiría al modelo de esa industria en un monopolio, destruiría el mecanismo de despacho de las centrales de energía eléctrica que hoy opera el CENACE de manera independiente y que permite que haya competencia entre generadores y, por ende, mejores precios, entre otras cosas.

En un pronunciamiento emitido esta mañana, la Coparmex argumentó, entre otros puntos, que de aprobarse la referida iniciativa preferente del presidente Andrés Manuel López Obrador, se detendría la inversión y desalentaría la llegada de nuevos proyectos al país, por ende, dejarán de crearse nuevas fuentes de empleo.

Además de que habría retroceso en materia medioambiental y ocasionará que no se cumplan compromisos internacionales y con el cambio en las reglas de despacho se termina con el incentivo a crecer en la generación a partir de fuentes renovables, dado que el esquema vigente que la reforma busca derogar, ofrece mejores utilidades a los generadores que utilicen fuentes menos contaminantes.

Con ello, no se cumpliría con el Acuerdo de París en el que México se comprometió a que para 2024, 35% de la energía generada sería limpia y por otro lado, las tarifas eléctricas no serán competitivas y se pondrá a México en desventaja frente a otros países.

“Son demasiadas voces especializadas las que han advertido el daño y el retroceso que representa esta reforma y que no pueden ni deben ser desatendidas, entre ellas la de la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Mexicano para la Competitividad, y las Cámaras de Comercio de EU y de Canadá. Incluso, funcionarios de esos países han externado su preocupación por el impacto que tendría en el clima de inversión…

“Desde Coparmex coincidimos con esas voces y hacemos un llamado al Poder Legislativo a que esta iniciativa preferente no sea aprobada en sus términos por el daño económico, ambiental y el perjuicio a las familias que generaría. Lo correcto sería mejorar el marco regulatorio a partir de una reflexión más profunda que asegure, por el bien del país, la suma de esfuerzos públicos y privados. Por ello, no es momento, ni se enfrentan las condiciones para darnos el lujo de impulsar leyes que auto saboteen a México”, afirmó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre