Trabajan organismos de vivienda e IP para llevar la justicia social a la vivienda

-

Ante la crisis que generó la propagación de la pandemia del Covid-19, los organismos de vivienda y la iniciativa privada están trabajando de la mano para abatir el rezago, y que la vivienda se convierta en ese factor que ayude a preservar la vida y acerque la justicia social, una de las banderas de la actual administración federal.

En el panel La vivienda y cómo enfrentan los retos que le impuso la pandemia, dentro del Foro Universitario de Vivienda 2020, organizado por Grupo En Concreto y la Facultad de Arquitectura de la UNAM, los panelistas coincidieron en que se debe atender el rezago habitacional, no solo con recursos públicos, sino también privados, fortaleciendo la seguridad y el Estado de derecho.

Agustín Rodríguez López, Vocal Ejecutivo de FOVISSSTE, resaltó que durante la pandemia, “adaptamos nuestra operatividad para hacer más sencillo el trámite desde casa y ser un facilitador para que todos los derechohabientes pudieran tramitar su crédito”.

Además de que se impulsaron los programas Tu Casa te Espera, Raíces, Infonavit individual, además de consolidar el proyecto de autoconstrucción y seguimos con Tu Casa en la Ciudad, para bajar costos de la vivienda dentro de la mancha urbana

El objetivo, dijo, es tener la rectoría de cómo queremos la vivienda: equitativa, que regrese la justicia social, no bajar la guardia y aprovechar la circunstancia del Fondo en cuanto a la solidez financiera, para seguir generando empleos y vivienda de calidad y digna.

En tanto, Luis Felipe Castro, subdirector General de Crédito del INFONAVIT, destacó que durante la pandemia se concretaron medidas exitosas que han dado resultados impresionantes, ya que se impulsaron “desde que ya veíamos como venía pintando el panorama”.

Así, se implementó en beneficio de los acreditados el seguro de desempleo, y la prórroga de hasta tres meses sin intereses, entre otros esquemas y “alcanzamos ya el 87 por ciento de la colocación, pese a un escenario que pintaba difícil”.

Sobre las modificaciones a la Ley del Infonavit que se discute en el Congreso, expuso cuatro puntos: que los trabajadores tienen derecho a recibir su crédito; solicitar crédito cuántas veces lo necesiten; establece al suelo como una precondición y financiar préstamos adquiridos.

Señaló que una vez que se apruebe, vendrán las reglas de otorgamiento del crédito y se harán propuestas en el diseño para ver cómo adquirir el terreno, de que manera cuidar al derechohabiente y al medio ambiente.

A su vez, Gonzalo Méndez Dávalos, presidente de CANADEVI, resaltó que en el marco de la pandemia, la vivienda se ha comportado extraordinariamente resiliente y es la segunda o tercera industria del país que mejor comportamiento ha tenido.

Enfatizó la principal línea de contención para salvaguardar la vida y la salud es cuando se tiene una vivienda adecuada y reconoció a los organismos de vivienda que lo han hecho de manera extraordinaria, “los planteamientos fueron escuchados”.

Ahora el reto es trabajar con la SHF y la banca para que se generen garantías crediticias para los bancos y se animen a entregar créditos a trabajadores sin seguro social, aquellos que ganen entre 10 y cuatro mil pesos, ese es el pendiente del país, anotó.

Subrayó que la industria de la vivienda se comporta como un gran motor en la economía e impulsa el empleo, por lo que sociedad y gobierno deben  trabajar en comunión y que la vivienda se puede convertir en ese factor que ayuda a preservar la vida y acercar a los que menos tienen la justicia social.

Mientras que Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), destacó los programas que han puesto en marcha los organismos de vivienda.

“Tenemos que finalizarlos, ponerlos sobre la mesa, ver cuales son los cuellos de botella e incentivar a que se construya más” y atender los rezagos desde el punto de vista público y privado, no sólo con recursos públicos, para lo cual también se debe fortalecer la seguridad y respeto al Estado de derecho.

Dijo que la industria está comprometida en proteger primero a los trabajadores con protocolos estrictos, para que no se detenga la industria y dinamite toda la cadena productiva que tanto fortalece la economía del país.

Finalmente, José Alfonso Iracheta Carroll, Director General del INSUS, señaló que en la actual contingencia se ha fortalecido la atención a la población de menores ingresos que históricamente han estado fuera del mercado formal de la vivienda.

“Ampliamos el abanico para que puedan acceder a crédito y eventualmente a vivienda formal”, toda vez que los asentamientos irregulares son un tema de falta de liquidez, de financiamiento y de oferta adecuada de suelo y vivienda para este sector”.

Expuso que el suelo irregular -precario y periférico- crece a 90 mil lotes cada año, por lo que el reto para el Estado mexicano, compartido con el sector privado, es generar oferta de suelo y vivienda adecuada.

Comenta con Facebook

Relacionadas

USG recibe premio como Líder Sustentable

En el marco del 15° Aniversario del medio de comunicación especializado, Grupo En Concreto, se llevó a cabo el Premio Líderes de la Industria...
Comenta con Facebook