Ante el cierre de las playas y la poca ayuda por parte del gobierno municipal y estatal, los hoteleros y restauranteros de la región, decidieron organizarse

La buena racha que traía el turismo mexicano antes de la pandemia por Covid-19 que registraba un incremento de 8% en 2019 respecto a 2018 provocó una caída de 46% en la entrada al país de turistas.

El sector, como otros, lucha por una recuperación luego de que empresarios y empleados tuvieron que cerrar y quedarse sin trabajo y han tenido que reinventarse, destacó Juan Carlos Becerra, representante del Consejo de Empresas y Desarrollos Turísticos de Tecolutla, en el estado de Veracruz.

“Esta localidad vive del turismo, pero tuvimos que cerrar el 15 de marzo del 2020, con la idea de que sería temporal, por unos pocos meses. Sin embargo, conforme se alargó, quedamos incomunicados y solo podíamos salir del pueblo, pero nadie podía entrar, y esto fue afectándonos paulatinamente”.

Juan Carlos Becerres

Recordó que “un gran número de empresas y prestadores de servicios turísticos empezó a quebrantarse y a sentir los efectos por ahí de abril y mayo, cuando la situación era fuerte y no teníamos economía, los guardaditos o los ahorros, que se tenían, se fueron acabando y entonces empezó el caos”.

La historia no fue diferente para Nora Aída Durán, propietaria del restaurante El Buen Sazón de Nora, ubicado en la misma región. Relata que tuvo que deshacerse de los productos perecederos, al regalarlos con las familias cercanas a la zona y seguir solventando los pocos gastos fijos con la venta ambulante y servicio a domicilio.

Ante la poca movilidad, el cierre de las playas, una economía a punto de colapsar, así como la poca ayuda por parte del gobierno municipal y estatal, los hoteleros y restauranteros de la región, decidieron organizarse, tomando acciones a favor de la apertura del turismo y del municipio.

“Al no venir turismo no teníamos economía, ésta estaba por los suelos, se logró platicar con las autoridades, ahí comienzan el estira y afloja entre las autoridades estatales, municipales y el pueblo.

“Posteriormente se mandaron oficios a la Secretaría de Economía, al gobierno estatal, en donde expresamos que somos los empresarios los que queríamos abrir el turismo de la región. Casi llegamos a demandas legales con la autoridad municipal, pero se pudo platicar, hasta que decidimos que ya era tiempo de la reapertura” comenta el representante del Consejo de Empresas y Desarrollos Turísticos de Tecolutla.

Subraya que a pesar de los cierres, los gastos no pararon, desde el pago de impuestos, y servicios contables, hasta el de personal, certificaciones, concesiones, que terminan de mermar la economía de la localidad.

Nora Aída Durán

“Somos más de 105 concesionarios de zona federal en la playa, y Profepa comenzó a requerir actas y los pagos por el uso de zona federal. No nos exentaron del pago, yo acabo de ponerme al corriente con mis cuotas y no me condenaron ni un peso, porque no existían acuerdo, esto a pesar de que la zona es uno de los municipios que se encuentra más al corriente en sus pagos del estado”. comenta Juan Carlos Becerra.

En el sector restaurantero, los gastos fiscales, así como de renta, apoyos a los empleados con mayor antigüedad, dejaron en términos de menos cero a las finanzas de Aída. Esto dejó deudas de poco más de un millón y medio pesos en los pequeños hoteleros que cuentan con un aproximado de veinticinco habitaciones.

La recuperación

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), señaló que durante el primer bimestre del 2021 no se presentaron avances en la recuperación económica de servicios y turismo en México.

En este marco El secretario de Turismo, Torruco Marqués agregó que en el presente año, el porcentaje de ocupación hotelera en las cuatro primeras semanas, correspondientes a enero, fue de 26.8 por ciento; de la semana cinco a la ocho, correspondientes a febrero, fue de 26.5 por ciento; y de la nueve a la doce, correspondientes a marzo, fue de 34.8%. 

En tanto la semana 13, que correspondiente a la Semana Santa, alcanzó el 42.7% de ocupación, mientras que ese periodo, pero de 2020 fue de 2.7%. 

Las redes sociales

Sin embargo, no todo fue malo, el impulso que otorgaron las redes sociales y las plataformas tecnológicas actuaron como salvavidas para muchos sectores, de acuerdo con el estudio Digital 2021, de Hootsuite y We Are Social, México mostró un crecimiento del 12% al contabilizar 100 millones de usuarios, las redes sociales, las cuales mostraron un apoyo para quienes buscaban métodos de reforzar la confianza en los prestadores de servicios turísticos.

“Nosotros en las redes sociales comenzamos a promocionar, se hicieron videos, anuncios, playas digitales, algunos como empresa turística otros en grupos, y se logra que la gente comience a preguntar si está abierta la playa, por lo que, el consejo el cual consta de 120 empresas turísticas, comenzamos hacer publicidad.

“Y la verdad cuando abrimos la zona el turismo respondió, comenzó a llegar a Tecolutla. Claro no fue una recuperación rápida de la economía, como empezamos abrir con los famosos semáforos, la apertura fue gradual, del 25% al 50%”.

Sin embargo, no solo fueron los aforos o el recordatorio de la sana distancia, fue la preocupación por entender todo lo que podían acerca del virus Sars-cov-2 y el cómo implementar los protocolos lo que orilló a los prestadores de servicios a buscar la capacitación y la certificación necesaria.

De acuerdo con el representante del Consejo de Empresas y Desarrollos Turísticos de Tecolutla, una vez realizado su plan de zona para la reapertura fue un trabajo conjunto entre consejo de empresas y desarrollos turísticos de Tecolutla y el Grupo Tecolutla Revive, los que pidieron a la secretaría de salud la capacitación en los protocolos sanitarios.

“Pedíamos estar capacitados para aplicar los protocolos que pedía la secretaría de salud, y uno de ellos es la sanitización de nuestras empresas y la capacitación del personal sobre los cursos que se dieron en línea, el sano retorno al área laboral, información sobre el Covid-19 y el QR para todos los trabajadores.

“Hasta la fecha sigue siendo requisito que todo el que ingrese a trabajar debe tener estos cursos, y bueno fue creándose la conciencia de que, si todos estábamos capacitados, nosotros podíamos recibir al turismo”, menciona Juan Carlos Becerra.

“Gracias a las redes sociales vimos que tendríamos que tomar algunos cursos para nueva normalidad, ya que nos dijeron que se podría abrir tomando los  cursos,  como los protocolos de salud que se estuvieron emitiendo través del sector salud y a través de la secretaría de turismo entonces tomamos esos cursos para poder saber qué era la enfermedad, cómo se trataba,  como cuidarnos y pues también al personal poderlo capacitar, así es como nosotros estuvimos sosteniendo este negocio para no cerrarlo totalmente”, comenta Nora Aida.

Hasta el momento, el consejo de empresas y desarrollos turísticos de Tecolutla, reporta una reapertura del 90% de los hoteles, y una recuperación económica de casi el 60%. A pesar del buen impulso que tuvieron al regreso del turismo, siguen sin ver buenos pronósticos para este 2021, ya que consideran que las deudas y lo que se perdió durante la pandemia no se recuperar en un año.

De acuerdo con los empresarios de la zona, es fundamental la formación de un consejo que represente a los prestadores de servicios, mediante el cual se difunda información emitida por las autoridades sanitarias y de turismos.

Con ello, presentación de sus peticiones y necesidades a las autoridades correspondientes, fue su tabla salvavidas en medio del fuerte oleaje de caos que trajo la pandemia, debido a esta organización es como los hoteleros y restauranteros, han obtenido la capacitación sobre los protocolos, la forma de generar publicidad en redes y el uso de nuevas tecnologías como las playas virtuales, así como todos los distintivos de empresas seguras, y una tasa baja de contagios.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre