T-MEC, escudo contra la crisis económica que deja el Covid-19

-

La entrada en vigor del T-MEC puede ayudar a reducir los impactos negativos en la economía por la pandemia del COVID-19, toda vez que México se ha convertido en el segundo proveedor de EUA, detrás sólo de China, y en su primer socio comercial. Por su parte, México es para EUA el segundo destino para sus exportaciones totales, afirmó CI Banco.

Destacó que las reglas de origen incrementarán el contenido regional de vehículos fabricados de 62.5% a 75%. Esto puede ser una oportunidad de inversión y desarrollo de a economía interna, pudiéndose beneficiar o fomentar empresas Pymes de proveeduría del sector.

La mayor diferencia (y ganancia) que se tendrá con el T-MEC son los capítulos novedosos y que no existieron en el acuerdo de 1994, como el comercio electrónico, telecomunicaciones, mejores prácticas en propiedad intelectual, aduanas, temas laborales y ambientales.

Con la entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) se abre la oportunidad de impulsar a las pequeñas y medianas empresas de los sectores comercio y servicios, a reinventarse en el cambio de paradigmas que dejará el coronavirus en las preferencias de los consumidores, hábitos de compra y nuevos modelos de negocio.

No obstante, afirmó que el T-MEC, así como lo fue en su momento el TLCAN, no es la panacea que solucionará todos los problemas económicos del país. No todas las baterías y esperanzas de mejora debieran estar puestas en un solo instrumento.

Para el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, las empresas exitosas serán aquellas que se adapten a los cambios e incorporen innovación y tecnología a sus modelos de negocio.

Señaló que la transformación ya no será una opción sino una necesidad para ofertar productos y servicios a través de plataformas digitales para exportar e integrarse a las cadenas de valor globales.

El Artículo 7.8, de “Envíos de Entrega Rápida”, se refiere a las importaciones y exportaciones sin pago de impuestos y aranceles mejor conocidas como “deminimis”, permitiendo beneficiarse a las pequeñas y medianas empresas con un valor máximo para exportar e importar en estos tres países, anotó.

Destacó que en la modernización del tratado, se mejoraron algunos puntos del capítulo del comercio digital y transfronterizo de servicios, donde se reconocen los hábitos de consumo, los servicios profesionales, y ocupaciones especializadas, al igual que la forma de hacer negocios y de algunos servicios que se han transformado por la disrupción tecnológica.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Llama Aispuro a lograr un verdadero programa de desarrollo urbano

Arturo Aispuro, ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, se pronunció por llevar a cabo acciones concertadas en política...
Comenta con Facebook