Son riesgo de fraude 4 de cada 10 transacciones en línea

470

En un año aumentó 80% el uso de e-comerce

Actualmente se tiene una estadística de que cuatro de cada 10 transacciones en línea son potencial de riesgo de fraude, aseguró Erick McKinney, Country Manager de Adyen en México, quien en entrevista con #EnConcretoContigo, destacó que una operación tiene muchos pasos al momento de ocurrir, donde la consistencia y estandarización de la información que viaja sobre esos factores es fundamental.

Es decir, “esta limitante en la tasa de autorización, en qué tantos pagos son aprobados, pero sobre todo cuantos ocurren de manera segura en el ecosistema de pagos en México, es uno de los principales retos a los que nos enfrentamos actualmente”.

Resaltó que la pandemia adelantó un par de años la mayor utilización del comercio electrónico, en el que se tuvo entre 2019 y 2020 un incremento de 80% en el volumen de transacciones, crecimiento ponderado, si se considera, por ejemplo, que las aerolíneas no estaban vendiendo.

Puntualizó que aún existe incertidumbre respecto a este tipo de compras, puesto que hay un crecimiento de transacciones no reconocidas, ya sea por cargos o clonaciones de tarjetas de crédito o débito, lo cual debe ser reconocido y atendido por las autoridades.

De ahí, continuó, que hay diferentes perspectivas para hacer compras, lo cual depende de la tecnología, de la banca y del intercambio de información para que sea segura.

Erick Mackinney, subrayó que hay diferentes perspectivas al momento de operar en una transacción de comercio electrónico, no solo la del consumidor, que debe ser el centro de cualquier ecosistema de pagos.

“En el centro debe estar el consumidor y su satisfacción, pero también debe estar la banca emisora, los adquirientes y las empresas de tecnología como Adyen, que debemos cuidar que todo el proceso e intercambio de información en los actores de una transacción se dé de manera segura, pero que los comercios también tengan medios para interactuar con el ecosistema de pagos de una manera segura”, expuso.

Consideró que entre los mexicanos existe una combinación de que tan rápido adoptan productos y servicios que se venden a través de propuestas digitales y que tanta incertidumbre existe alrededor de los métodos y sistemas de pago en el país.

“Esta incertidumbre se debe a las circunstancias de inseguridad en torno a una transacción de comercio electrónico. Ya sea porque me cloraron la tarjeta, o se registró un cargo no reconocido, o una aclaración que no se resolvió sino hasta después de tres o cuatro meses”, indicó.

Erick Mackinney, comentó que hace 10 o 15 años el problema era la clonación de tarjetas en sitios como restaurantes y tiendas y ahora todo ese fraude se ha pasado al ecosistema digital por medio del pin o chip, por lo que se requiere regularización y estandarización electrónica para que todas las piezas de ese rompecabezas esté de manera segura en una transacción y haya seguridad para el comercio, consumidor, emisor de la tarjeta y de todos los involucrados en la emisión.

Por ello, continuó, “es importante saber con quién estoy haciendo negocios cuando estoy en el contexto digital. Es decir, verificar las condiciones de página o aviso de privacidad, porque con esto puedo saber quién está detrás de la marca. Esa identidad legal debe garantizarme que toda la información está protegida, almacenada y utilizada bajo mi consentimiento”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre