En el negocio de autos seminuevos ha sido más difícil comprarlos que venderlos en tiempos de pandemia, porque la gente evita en mayor medida viajar en transporte público y prefiere hacerlo en su vehículo para reducir los riesgos de contagio por COVID-19, aseguró Sergio Mirensky, CEO de OLX Autos México.

En una plática con #AutosEnConcreto, Mirensky dijo estar muy optimista sobre las expectativas en la industria de coches usados, que es más estable que los nuevos, lo cual se muestra en que se registran en promedio 6 millones de transacciones al año en México. Por cada nuevo que se vende, hay cuatro transacciones de usados en un año normal.

Destacó que, aunque en 2020 hubo una parálisis por la emergencia sanitaria en el sector en los meses de abril, mayo y junio, comenzó a darse una recuperación, por lo que “el 2021 lo vemos muy optimistas. Obviamente seguimos operando de una manera muy cautelosa en lo que se refiere a la salud de todos los colaboradores, muchos trabajan desde casa, no van a la oficina al menos que sea indispensable y mantenemos los protocolos”.

En tal sentido, destacó que los clientes también están saltando a una experiencia digital en la que desde vía remota, con videos y fotografías se les muestra el vehículo por el que se interesan y la compra venta se hace a distancia, con lo que en muchos casos, las personas prefieren hacer todo desde sus lugares de residencia y sólo ir a una de las sucursales de la empresa por su unidad. Aunque aclaró que también se hacen entregas a domicilio, pero hay compradores que quieren vivir la agradable experiencia de salir manejando su coche.

Sergio Mirensky habló de las ventajas que ofrece OLX Autos México, como seguridad en la compra y venta, con lo que está garantizado su dinero, así como el que se entregará un buen auto, con garantía de seis meses con posibilidades de ampliarla a un año, con lo que se evitan fraudes. Paralelamente a las facilidades de crédito con la nueva financiera que echó a andar la compañía.

Además, “tenemos capacidad tecnológica enorme, un grupo de cientos de ingenieros, desarrollando todo el tiempo producto, plataformas, inteligencia artificial para que la tecnología se ponga al servicio de la persona que quiere vender o comprar un auto usado… Con esto tenemos una palanca de crecimiento enorme”.

Para Mirensky, “es un momento estresante vender o comprar un coche porque hay muchas historias de fraude y nosotros creemos que no tiene porque ser así, sino algo agradable en donde todo esté bien. Hay que romper el paradigma y para eso nos apoyamos con la tecnología y la vocación de servicio”.

Por otro lado, también ha surgido el tema de la salud, por eso OLX creó un procedimiento digital en el que entran a la página, se da una cotización inicial y se da una opción para una autoevaluación.

Es decir, en lugar de que les digan en un centro de inspección si tiene una puerta chocada la unidad, el cliente llena un cuestionario donde declara como está el coche y sale en automático dentro de la plataforma la cotización final, con lo que se va a entregar el coche. Lo que se hace es minimizar el contacto físico para asegurar que no haya riesgo de contagios.

El objetivo, insistió, es dar un buen servicio en esa empresa que tiene operaciones en varios países y en México, en la CDMX, Guadalajara y Monterrey.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre