Se amplía el abanico de opciones y crece la originación de créditos

Con la creación de nuevos productos y estrategias, así como el abanico de opciones que ha abierto el sector público por medio de Infonavit y Fovissste, el crédito hipotecario sobrevive a la pandemia y se ha fortalecido para permitir a las familias mexicanas contar con un patrimonio al comprar o construir su vivienda, consideró Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de Crédito Hipotecario & Inmediauto de HSBC y Coordinador del Comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En el marco del “Simposio de Financiamiento a la Vivienda 2021, el sector hipotecario y de la construcción como parte de la reactivación económica”, realizado el jueves y viernes pasado, Margain Pitman expuso que uno de los retos es con los llamados no afiliados, que representan el 60% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Aquí, dijo, hay una oportunidad y segmentos no atendidos sobre todo en la parte de ingresos más bajos, en lo que tiene que ver con percepciones de entre 5 mil, 10 mil y 15 mil pesos. “Creo que ahí hay una fuerte oportunidad y donde hemos venido trabajando a lo largo del tiempo, pero necesitamos encontrar soluciones que permitan ser de amplia escala”.

Afirmó que se pueden revisar diferentes opciones, pero la realidad es que se requiere ampliar la base del otorgamiento de créditos hipotecarios, sobre todo a toda a la población que no tiene acceso a estos.

Enrique Margain resaltó que se han dado avances pese a los efectos de la pandemia, lo cual se observa en que el año pasado con todo y la contingencia sanitaria y una fuerte caída en el segundo trimestre del año de la colocación hipotecaria bancaria, se dio un repunte hacia el tercer trimestre del año y el cuarto tuvo un mejor cierre.

Recordó por otro lado las ventajas de que el crédito hipotecario es con tasas fijas, pagos conocidos, en pesos, créditos a cinco, 10, 15 y 20 años, lo cual da mucha certidumbre a los clientes en cuanto a su disposición y lo que tienen que pagar en el tiempo.

Enrique Margain Pitman

En tanto, la tasa promedio ponderada de adquisición, ha estado alrededor del 9%. Resaltó que de enero a julio se han generado 82 mil 900 créditos por 145 mil millones de pesos. Y el crédito promedio ha venido creciendo de manera importante y está en 1.7 millones de pesos.

“Hay un crecimiento en número de créditos respecto al año anterior del 34% y en monto del 51%, pero si lo vemos contra el 2019, en este mismo periodo es del 6.5 y 23% respectivamente, creo que esto habla de la resiliencia, de la capacidad de ir modificando, incorporando nuevos productos satisfaciendo las necesidades de los clientes. Yéndonos más a un proceso digital, creo que todo esto ha sido un aspecto fundamental.

“El abanico de productos que se tienen hoy en día en la banca es importantísimo, permiten, de alguna manera, atender cualquier necesidad en materia del financiamiento con el que cuentan los clientes que quieren un crédito hipotecario. Productos de adquisición de vivienda cofinanciados con los organismos de vivienda”, expuso.

En tal sentido, enlistó algunas opciones que tienen los clientes: esquemas de remodelación; de compra más remodelación; de compra más remodelación, que permite comprar una vivienda usada, remodelarla y que muchas veces el banco pueda prestar más de lo que valía originalmente la vivienda; el esquema de pago de hipotecas o transferencia para mejora de hipotecas entre un banco y otro; y pago de hipotecas más liquidez, que permite obtener liquidez a través de su vivienda.

“También, casa por casa o el poder hipotecar una vivienda para comprar otra, créditos de terreno más construcción o construcción, y que se entrega el dinero vía parcialidades para que con el recurso del banco se termine de construir.

“Es bien importante como se diseñaron los productos hipotecarios, porque también lo que se ha venido incorporando cada día, son mejores seguros de vida, de daños, que te cubren contenidos, remoción de escombros, casos extraordinarios. Esto lo vimos ante la necesidad de ir mejorando sustancialmente los seguros luego de los lamentables sismos que tuvimos en 2017”.

“Todo esto nos ha permitido ir haciendo del crédito hipotecario un mejor producto que protege a las familias ante cualquier eventualidad y les facilita construir un patrimonio”, expuso.

Enrique Margain Pitman, enfatizó sobre la importancia de trabajar con Sociedad Hipotecaria Federal a través de las garantías que da para la construcción de créditos sindicados y que también es un jugador importante en la parte del financiamiento a la construcción.

Por otro lado, reiteró los avances con la nueva Ley del Infonavit y del ISSSTE, que han generado oportunidades para la creación de un mayor anaquel de productos hipotecarios que permiten atender nuevos segmentos de la población.

“Ya nos dio el ejemplo el Infonavit con la parte Unamos Créditos, que se puede utilizar en la parte de los bancos, es decir el saldo de la subcuenta de vivienda de ex derechohabientes, que en el futuro próximo vamos a tener el lanzamiento del producto de cuenta Infonavit más Crédito Bancario, que nos ha venido comentando el director del Instituto, Carlos Martínez Velázquez, las bondades que tiene.

“La oportunidad de que todos estos derechohabientes, que es un número importante, más de un millón, que tienen más de 120 mil pesos en su subcuenta de vivienda. La puedan utilizar para compra; no obstante que ya no estén cotizando al IMSS, que de otra manera solo lo podrían disponer hasta que cumplieran 65 años. Creo que esta es una gran oportunidad y es una forma de atender segmentos que a la fecha no han tenido la posibilidad de obtener estos recursos”, mencionó.

Señaló que paralelamente a las opciones de la política del gobierno de México, que tiene como cabeza de sector a la Sedatu, la banca comercial ha venido tomando terreno en la parte de la originación, de la inversión.

Más del 50% del monto que se coloca del crédito hipotecario viene de la banca, precisó Margain. Puntualizó que hay una alta competencia en beneficio de los clientes. Se trasladan las mejores condiciones, no se compite por riesgo, sino por servicio, por acompañamiento, por cercanía a los canales comerciales, que eso es fundamental, subrayó.

Indicó que hay nuevos esquemas de financiamiento, constantemente salen opciones y campañas, siempre favoreciendo a los clientes. Además de que se han mejorado mucho los tiempos de respuesta, la rapidez, la coordinación con los diferentes participantes en la cadena de valor y se trabaja para eliminar o reducir la suplantación de identidad.

“Hoy día traemos un proyecto muy importante con el Colegio Nacional del Notariado y su presidente Guillermo Escamilla nos ha venido ayudando muchísimo, sobre todo para promover que la toma de biométricos a la parte compradora y vendedora se haga previo a la firma de un crédito hipotecario y sea por comprador-vendedor… hacerlo a nivel nacional, en todas las entidades federativas para todos los productos hipotecarios. Una realidad que a fin de año estará funcionando perfectamente”, concluyó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre