Secretarios de Turismo llaman a salvar al mayor número de Pymes

El impacto será de doble dígito –sobre 10 puntos porcentuales del PIB del sector–

627

Preservar el empleo, trabajar para que se salve el mayor número de empresas, sobre todo las Pequeñas y Medianas (Pymes), así como mantener una campaña de recordación de los principales destinos turísticos del país, son tres de los retos más importantes que enfrenta la llamada industria sin chimeneas en México ante la parálisis provocada por el coronavirus.

“Ahorita, lo más importante es preservar el empleo, provocar que se salve el mayor número de empresas y mantener una campaña de recordación de los destinos turísticos, para que cuando pase la contingencia regresemos muy fuertes”, comentó  Luis Humberto Araiza López, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (ASETUR).

México, consideró, tiene la ventaja de que su infraestructura turística está intacta, a diferencia de cuando ha sido impactada por fenómenos metereológicos, lo que ha obligado a reconstruir, dijo el también Secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur.

“Pero ahorita la infraestructura está intacta, las bellezas naturales están mejor que nunca porque han tenido un descanso, entonces tenemos todo para volver –una vez que pase la pandemia–, y yo creo que el mercado nacional va a ser un ingrediente muy importante para que esto suceda”, agregó.

Para destinos como Baja California Sur, el cual tiene como principales emisores de viajeros a Estados Unidos y Canadá, Araiza López prevé implementar una tarea de promoción importante para que vuelva a ser referente en el turismo mundial.

El presidente de la ASETUR aseguró que una vez superada la emergencia sanitaria, la industria turística cambiará a nivel mundial. “No sabemos cuánto tiempo va a llevarse la recuperación del sector turismo –tras la pandemia–, lo que sí sabemos es que el sector va a cambiar, así como la forma de viajar y de interactuar entre las personas”, indicó.

“El turismo tendrá que irse adecuando a nuevas circunstancias, donde serán muy importantes aspectos del cuidado del medio ambiente, habrá mayores certificaciones y estándares de higiene y calidad en hoteles, así como puntos de visita, entre otras cosas”, añadió.

Hasta ahora la pandemia del Covid-19 ha dejado una afectación considerable sobre la cadena de valor de la industria turística, la cual integra muchas actividades, desde la persona que hace el aseo, pasando por el jardinero, hasta al hotelero más encumbrado que le da empleo a miles de personas.

En un principio, con base en un estudio de la Universidad Anáhuac, se estimaba que el impacto del coronavirus sería equivalente a 3 puntos porcentuales del PIB turístico y en consecuencia, traería pérdidas de unos 2,400 millones de dólares en México.

“Ahora, ya estamos pensando –hacia el cierre de abril–, que el impacto será de doble dígito –sobre 10 puntos porcentuales del PIB del sector–, lo que supondrá más de 10,000 millones de dólares”, aseveró Araiza López.

De acuerdo con la Sectur, junto con las remesas, las exportaciones automotrices y los ingresos petroleros, el turismo es uno de los principales receptores de divisas en México. Antes del Covid-19, las previsiones de la dependencia para 2020 apuntaban a la creación de 95,000 nuevos empleos en el sector, para llegar a un total de 4.5 millones, 2.1% más que el año pasado.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre