Héctor Guerrero Herrera, subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía (SE) destacó que la falta de infraestructura, así como los modelos de logística y de distribución no favorecen la participación en conjunto del mercado interno e internacional. Ante esto mencionó la necesidad de cadenas de suministro que atiendan desde la etapa inicial de un productos, hasta su destino final, con el fin de generar cadenas de valor agregado.

“La creciente complejidad del comercio tiene varias repercusiones para todos en general ya que si no están adecuadamente conectadas puede crear fuertes desarticulaciones, por lo que entonces los beneficios como el trabajo global, el manejo adecuado de las políticas públicas, que traería la forma de comercio no está llegará a los menos favorecidos”, subrayó durante la mesa virtual “Diálogos para el desarrollo”.

De acuerdo con el funcionario, parte de esta desarticulación da como resultado la migración de la mano de obra, ya que la falta de conexión entre las zonas económicas y las comunidades, otorga fuerza de trabajo no calificada, obligando a desplazarse a otras zonas en busca de esa incursión en las cadenas de valor, lo que provoca la debilidad en las cadenas de producción.


“Las economías ganan mucho con la interacción comercial, pero a medida que la competitividad aumenta y crea empleos de buena calidad, como los sectores de exportación, golpea a los que no estaban preparados para ello en cuanto a los ingresos de los trabajadores provocando la movilización de la fuerza laboral”.


Durante la mesa organizada por el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC), así como La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), y El Colegio de México, Héctor Guerrero recordó que las políticas públicas en materia de comercio ha favorecido a la especialización del mercado, lo que ha debilitado ciertos sectores frente a otros.


Por lo que en respuesta de solución a esta desarticulación mencionó cuatro ejes rectores, que van desde el diseño, desarrollo e implementación de la política comercial, en el que juegan papeles como la diversificación y competitividad en la interacción de bienes y servicios, la facilitación de comercio y su modelo de logística, así como el acceso a los mercados y la cooperación en el manejo adecuado de situaciones de conflicto y crisis.


“La importancia de facilitar el comercio es el mejorar y dar mayor a acceso de insumos en productos que se oferten en los mercados, la política industrial en México, urge que a la brevedad trabaje en ese gran parteaguas para que los sectores comienzan a desarrollar la propia, para México es muy importante hacer más eficientes los sectores de la economía, para favorecer el entendimiento de lo que necesita el marcado y favorecer el motivo principal de la economía”.


Por último recordó los tres pilares que se han implementado en la política económica del país, así como la principal incursión en la zona sur-sureste de México, a través del “Pacto Oaxaca” .

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre