Se recupera México de crisis por Covid-19: AMLO

614

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, en el informe de los Primeros 100 días del Tercer Año de Gobierno, que en lo económico y en lo social, el país va saliendo de la crisis derivada por la pandemia por Covid-19 y subrayó que su gobierno respetará los contratos que en materia petrolera se realizaron en la pasada administración, pero que no entregará nuevas concesiones para la explotación del petróleo.

En Palacio Nacional destacó: “Reitero que la política petrolera del país tiene como propósito respetar los contratos otorgados por la llamada reforma energética del sexenio anterior, pero no entregaremos nuevas concesiones para la explotación del petróleo y seguiremos protegiendo a Pemex para mantener su participación actual en el mercado de las gasolinas, el diésel y otros derivados”.

Esta política energética busca producir en México las gasolinas que el país consume y dejar de importar combustibles del extranjero. Con este fin, se continúa destinando recursos para la modernización de las refinerías existentes. Se reiniciará la construcción de la planta coquizadora de Tula, Hidalgo, y se va a concluir a mediados del año próximo la nueva refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

“Aun cuando se han descubiertos tres grandes e importantes yacimientos petroleros, durante nuestro gobierno, la extracción de petróleo se destinará a la refinación. Y se acabará con la práctica de exportar crudo y comprar gasolinas. Es decir, toda la materia prima será procesada en nuestro país. Esta nueva política significa no extraer más petróleo que el indispensable para cubrir la demanda de combustibles del mercado interno.

“En términos cuantitativos, esto significa que, durante todo nuestro mandato, no sacaremos del subsuelo más de dos millones de barriles diarios. De esta forma, evitaremos el uso excesivo de combustibles fósiles, seguiremos actuando de manera responsable y no se afectará la herencia de las nuevas generaciones”.

Sobre la Ley de Energía Eléctrica, dijo que permitirá reparar el grave daño que ocasionó la privatización al sector público y a la economía popular.

Ante funcionarios de su gabinete y de su esposa Beatriz Gutiérrez, el mandatario previó un crecimiento de 5% y subrayó: “En mi opinión a mediados de este año, nuestra economía habrá recuperado los niveles previos a la pandemia. Pienso también que los sectores más afectados como el turismo, el comercio, los restaurantes y otros servicios, volverán a florecer”.

Puntualizó que, pese a los efectos de la pandemia, la actividad productiva y comercial empieza a reponerse sin que hayamos recurrido al endeudamiento sin aumentar impuestos y sin gasolinazos.

Insistió en que con los ahorros por el combate a la corrupción, con eficiencia administrativa, con mucho trabajo y con austeridad republicana, se ha logrado, entre otras cosas, el mejoramiento y construcción de vivienda, los créditos a la palabra, así como la atención a jóvenes que trabajan como aprendices.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre