Se debe armonizar la normatividad de condóminos ante COVID-19

1830

En el manejo de las medidas de prevención ante la pandemia por COVID-19, como la sana distancia y quedarse en casa, estamos reprobados y muestra de ello es el que hayamos escalado a semáforo rojo, lo cual afectará aún más la economía, afirmó Adolfo González, presidente de la Federación Mexicana de Administradores de Condominios y Edificios.

Estuvimos tratando de evitar ese semáforo rojo, hubo coordinación con la Secretaría de Desarrollo Económico y Procuraduría Social de la CDMX, pero finalmente no se pudo evitar, dijo el especialista, quien subrayó que se comenzaron a ver fiestas con muchas personas, por ejemplo.

En entrevista con Grupo En Concreto #EnConcretoContigo, consideró que los ciudadanos nos debimos haber puesto las pilas con mayor contundencia, puesto que la idea inicial era llevarnos a ocho o diez de calificación, “pero como sociedad llegamos tarde a sensibilizarnos y estamos hoy en rojo”.

Ante el contexto actual, es necesario regular adecuadamente la normatividad sobre condóminos para armonizar la convivencia, el derecho de espacios privados y comunes en México en donde existen 150 mil edificios, de los cuales 70 por ciento se encuentran en la Ciudad de México, planteó.

Expuso que ante las problemáticas que suelen ocurrir por el uso de espacios en los condominios, como los que tienen salones de fiestas o áreas para convivencia, se requiere primero que sean los propios ciudadanos los que lleguen a tener acuerdos y reglas, porque la normatividad es muy incipiente.

Por ello, insistió en armonizar la ley y sacar una nueva visión de esta, en la que, entre otras cosas, se fije adecuadamente la figura del mediador y establecer las condiciones para los pagos de mantenimiento, así como establecer códigos QR.

De ahí que resaltó el trabajo de la federación que encabeza que es un grupo de administradores de condominios, con más de mil miembros registrados y un grupo importante de proveedores.

Lo que tratamos de hacer es dar herramientas para que los administradores hagan una tarea profesional casi como si estuvieran administrando dinero en un banco”, indicó.

Consideró que este año han dado dos aspectos muy complicados, primero la falta de pago de las cuotas de mantenimiento, en lo que dijo que se deben salvar las necesidades primordiales, para luego pasar a salvar económicamente las siguientes. Hay problema serio en muchos edificios y condominios.

La segunda es lo que tiene que ver con la comunidad y cómo tratar a las personas que están enfermas, que se han contaminado de COVID-19 y el propio ambiente para evitar el contagio.

Resaltó la importancia del pago de las cuotas de mantenimiento, puesto que es un activo para que se conserven los inmuebles y los espacios comunes, por lo que se debe tratar de lograr una comunión y un acuerdo para que se puedan mantener, pues de eso también depende la plusvalía de la propiedad.

Hay que ver cuánto va a costar un litigio, por lo que este se debe evitar, porque existe el riesgo de perder el inmueble, insistió.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre