Riesgos equilibrados para el crecimiento: BCE

630
COVID-19 vaccine discovery impact on global economy and stock markets, doctor hand wearing medical glove holding syringe with needle shot, vector illustration

Existe optimismo sobre comportamiento de economía

En su reunión del 10 de junio el Banco Central Europeo (BCE) considera que los riesgos para el crecimiento están “ampliamente equilibrados”, e impulsados por las perspectivas de una recuperación aún más fuerte, basada en perspectivas más positivas para la demanda global y una reducción más rápida de lo previsto en el ahorro de los hogares, una vez que se levanten las restricciones sociales y de viaje, consideran Javier Castro, Sumedh Deorukhkare y Agustín García, analistas de BBVA Research.

Ante ello el BCE no modificó las tasas de interés de referencia y mantener el ritmo de compras del Programa de Compras de Emergencia para la Pandemia (PEPP), a una velocidad significativamente mayor en comparación al primer trimestre del año.

Desde su punto de vista la presidenta Christine Lagarde mantuvo un tono de suavizar la política monetaria del Banco Central, destacando que la pandemia seguía siendo una fuente de riesgos a la baja y que el BCE está listo para ajustar todos sus instrumentos si es necesario.

En cuanto a las proyecciones macroeconómicas, el BCE es ahora más optimista que en marzo. Por lo que revisó al alza sus previsiones de crecimiento para 2021 y 2022 hasta el 4,6% (desde el 4% de marzo) y hasta el 4,7% (desde el 4,1%), dejando el crecimiento de 2023 sin cambios en el 2,1%.

También vieron al alza sus proyecciones de inflación, impulsadas principalmente por los efectos al alza de los precios del petróleo, a factores temporales, como los efectos básicos derivados de los precios de la energía y la reversión de la reducción del IVA en Alemania, estimando 1,9% en 2021 (desde el 1,5% de marzo), para luego moderarse en 2022 en el 1,5% (desde el 1,2%) y el 1,4% en 2023, todavía lejos del objetivo del BCE.

En cuanto a los PEPP, el BCE decidió mantener el ritmo actual de compras de PEPP en 80 mil millones de euros al mes (vs. 60 mil millones de euros por mes en el 1T21), y como tal “significativamente más alto que a principios de año”.

Los analistas señalan que Lagarde dejó claro que la decisión recibió un amplio apoyo del Consejo de Gobierno, lo que significa que, si bien hubo un apoyo unánime a la declaración sobre los PEPP, hubo un debate sobre los aspectos analíticos del uso de los instrumentos.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre