Reunión AMLO-Trump, benéfica para los presidentes, no para sus países

-

Analistas políticos y periodistas coincidieron en que es muy pronto para evaluar resultados de la reunión entre los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador y de Estados Unidos, Donald Trump, una reunión que de inició beneficio a ambos mandatarios, aunque no a sus países.

En la #MesaDiálogoEnConcreto moderada por Hugo Loya, señalaron que fue un evento muy controlado, donde nadie se salió del guión y a la que se le dio mucha cobertura en México, más no así en a Unión Americana

En ese sentido, Joel Hernández Santiago resaltó que la reunión para México fue “como si el hombre hubiera llegado a la luna” y hay un festín enorme respecto a la visita y lamentó que en el encuentro no se trataran temas que afectan a la sociedad mexicana,

En su opinión, con esta reunión ganaron los dos presidentes, pues a López Obrador le hacia falta la solidaridad de Trump, ese apoyo a la 4T, mientras que el estadounidense “andaba de capa caída”.

Si bien el T-MEC es un tratado absolutamente neoliberal, López Obrador no mencionó ni una vez la palabra neoliberal en su declaración en la Casa Blanca.

Para Francisco Santiago, el saldo fue positivo, aunque aún hay muy poco espacio para medir resultados.

Se trató de una reunión donde no llegas a improvisar, “ya tienen un guión y ya estaba todo afinado, no hubo sorpresas en la medida en que se encontraron dos hombres pragmáticos, ambos ganaron”.

Destacó el hecho de que los acompañantes del presidente fueran dueños de medios de comunicación, “supongo que incluso hizo que hubiera una lectura favorable, se desvivieron en elogios”.

Francisco Ortíz Pinchetti señaló por su parte que era absurdo haber pensado que habría insultos del mandatario estadounidense hacia México o el presidente, “era muy torpe pensar eso, Trump buscaba lo contrario”.

Opinó que la reunión fue un espaldarazo de AMLO a Trump que busca la reelección, lo que calificó que se trató de una “reunión de hipócritas porque se portaron como no son”, se dijeron lo que no piensan y el resultado, un encuentro muy planchado.

Mientras que José Carreño consideró que esta reunión, en términos de la tradición política entre México y Estados Unidos, “ya se había tardado”, pues los mandatarios no se habían visto ni una sola vez desde que tomaron posesión.

Dieron poco espacio a las improvisaciones, y con esto, López Obrador por lo menos en principio, deberá ceñirse más a los marcos legales que impone la firma de tratados internacionales.

Destacó que los demócratas no están contentos, sin embargo, por la vecindad e integración, hay una relación especial, “quizá le hagan un feo o le pongan presión en cuestiones laborales o de derechos humanos, pero no van a afectar la relación con México”, anotó.

Finalmente, Gerardo Galarza destacó también la gran cobertura en México de este encuentro, de ocho planas, mientras que en Estados Unidos apenas sólo un diario le dio cobertura principal.

Coincidió en que fue una reunión controlada y conveniente para ambos mandatarios, aunque “México en los hechos sale perdiendo, pues qué se consiguió, que se firmó, cuestionó.

Expresó que se trato de un asunto mediático absolutamente, “una reunión de hipócritas, donde se presentó una imagen bonita y necesaria para ambos que salen ganando, no los países”.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Tren Maya generará inversiones por 123 mdp en Puerto Morelos

La presidenta municipal de este destino turístico, Laura Fernández Piña y el representante del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), Raúl Bermúdez Arreola, encabezaron una...
Comenta con Facebook