Aún no se ha definido si habrá prórroga a partir del próximo 2 de agosto

El retorno de burócratas a oficinas en el país se ha ido posponiendo. Con el temor por el avance de la variante delta de la covid-19, gobierno federal y locales han reconsiderado el regreso de sus trabajadores a sus centros laborales.

El pasado viernes, luego de que se declarara el retroceso a semáforo naranja en la Ciudad de México (CDMX) y Estado de México (EdoMex), el gobierno de la capital del país publicó en la gaceta oficial que a partir del lunes 26 de julio y hasta el 29 de agosto, se suspenden los trámites y procedimientos administrativos, debido principalmente al aumento de la ocupación hospitalaria por casos de Covid-19.

La medida se realizó con el fin de prevenir y controlar la propagación del coronavirus y en tal sentido se estableció en la gaceta: “Por razones de salud pública y con base en los indicadores de las autoridades sanitarias de los ámbitos federal y local, así como los datos epidemiológicos con los que cuenta actualmente la CDMX, principalmente por la ocupación hospitalaria de casos sospechosos y confirmados de Covid-19 se suspenderán todos los trámites de la administración pública”.

El 19 de marzo de 2020, el gobierno de la Ciudad de México determinó que alrededor de 105 mil funcionarios públicos, podría hacer home office, entre ellos, personas de la tercera edad; embarazadas; personas con discapacidad; que padezcan hipertensión, diabetes o enfermedades crónicas; y madres o padres de familia para que puedan cuidar a sus hijas e hijos durante el periodo que permanezcan en casa.

Fue el 30 de marzo del 2020 cuando el Consejo de Salubridad General expidió el Acuerdo por el que se declaró como emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, a la epidemia de enfermedad generada por el virus SARS-CoV2.

Sheinbaum pide a empresarios poner trabajo remoto por COVID – Noticieros  Televisa

El 31 de marzo de 2020, la Secretaría de Salud publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, en las que se contempla la suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de abril de 2020, de las actividades no esenciales, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión de ese virus en la comunidad, para disminuir la carga de enfermedad, sus complicaciones y la muerte en la población residente en el territorio nacional.

A principios del año, la Secretaría de la Función Pública (SFP) había anunciado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que el 30 de abril terminaría el periodo en el que los servidores públicos podrían seguir laborando a distancia, como una medida adoptada para enfrentar la pandemia.

Sin embargo, ese día último de abril se dio a conocer que se ampliaría hasta el 30 de julio el regreso a las oficinas de los empleados de la Administración Pública Federal, por lo que sumarán 16 meses de trabajo a distancia y homeoffice.

La suspensión, entonces, se prolongó, y hasta ahora no llega a la mitad el número de trabajadores al servicio del Estado sindicalizados que laboran en las oficinas y tampoco se ha confirmado oficialmente al interior de las dependencias que el retorno será el lunes 2 de agosto, como se ha mencionado.

En tanto, la Secretaría de Salud publicó ayer en el DOF que “las personas a quienes se haya administrado un esquema de vacunación contra el virus SARS-CoV-2 y habiendo transcurrido dos semanas posteriores a la aplicación de la última dosis, no serán consideradas dentro de la población en situación de vulnerabilidad para contraer dicha enfermedad grave de atención prioritaria”.

Condiciona FSTSE regreso

Solicitan burócratas a AMLO un Seguro de Protección Sanitaria para regresar  a laborar
Joel Ayala

El líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, solicitó al Ejecutivo federal, su instrucción ante las autoridades del sector Salud, a fin de garantizar un “seguro de protección sanitaria” para quienes tienen la encomienda de llevar a cabo los programas de gobierno y se preparan para regresar a laborar en las próximas semanas. 

En una carta enviada al presidente, Andrés Manuel López Obrador, Ayala Almeida señaló que es preocupante el nivel de contagios que se vienen incrementando ante una tercera ola de Covid-19 en México y particularmente con la variante Delta, “por lo que hacemos de su conocimiento, las condiciones de seguridad de higiene que demandan los trabajadores como lo marca la propia Ley”. 

En este sentido, cita el documento, es necesario contar con las vacunas para cada trabajador; distribución de los insumos que corresponden a cubrebocas, caretas, guantes y otros elementos de protección.

Como tercer punto, Joel Ayala indicó que los espacios físicos donde habrán de regresar a laborar los trabajadores, deberán ser periódica y debidamente sanitizados.

En un cuarto punto, sostiene que previo a su reincorporación, los trabajadores habrán de practicarse una nueva prueba de Covid-19. “En este punto hacemos hincapié, dado que un porcentaje considerable de personas vacunadas, tienen resultados de haber sido nuevamente contagiados”.

Todo ello, es el resultado, indicó Ayala Almeida, forma parte de las demandas que han manifestado los representantes de las 82 organizaciones sindicales que integran la FSTSE, “exponemos a usted la convocatoria que ha hecho a la sociedad entera de resguardar su propia integridad física, sujetándose a las directrices que las autoridades sanitarias han diseñado como altamente preventivas.

Estamos seguros que contaremos con su solidaridad, que conlleva a que cada trabajador y su propia familia, libren con éxito esta situación de alto riesgo que se da a nivel nacional”.

En la carta enviada al presidente López Obrador, el líder de la Central Burocrática aclara que el concepto condicionante va dirigido al cumplimiento fiel de los numerales que se expresan como básicos para el retorno a la actividad laboral que será gradual.

Esto significará tener a detalle el comportamiento esperado de cero contagios. Ello es sin duda, un precepto preventivo que con ánimo y responsabilidad llevaremos a cabo, se indica en la misiva.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre