Juan José Li Ng, analista de BBVA Research, informó que Banco de México (Banxico) informó que, durante enero 2021, llegaron a México 3 mil 298 millones de dólares por concepto de remesas a México, lo que representa un aumento de 25.8% con relación al mismo mes del año pasado, opinando que loscheques por estímulos económicos han beneficiado a los mexicanos en Estados Unidos, y posiblemente también los envíos de dineroa México.

En su documento “México, Estimaciones del flujo de remesas por entidad federativa para 2021”, señaló que estas hilan cinco meses consecutivos con crecimientos a doble dígito promediando desde septiembre un aumento mensual de 17.6% y que en enero de este año se llevaron a cabo 9.6 millones de operaciones para el envío de estos recursos (+18.2%) mientras que la remesa promedio se ubicó en 343 US dólares (+6.5%).

También manifiesta que pese al efecto base del crecimiento inesperado de los envíos a México en 2020 de 11.4%, en BBVA Research estiman que las remesas para 2021 podrían crecer 7.0% y ubicarse en un monto cercano a los 43,450 millones de dólares.

La reducción gradual de la tasa de desempleo, la implementación acelerada de la vacunación de la población y el paquete de estímulos económicos por 1.9 millones de dólares propuesto por el presidente Joe Biden, podrían contribuir para que se recupere la actividad económica en Estados Unidos, mejoren las condiciones para los mexicanos que laboran en ese país, y aumente el flujo de remesas a México en 2021.

Precisó que se estima que en ese país residen 3.3 millones de migrantes mexicanos que ya cuentan con la ciudadanía estadounidense, y otros 3.3 millones que tienen “Green Card”. Aun cuando los trabajadores migrantes mexicanos hayan perdido su trabajo debido a la pandemia, es posible que con la ayuda de los estímulos hayan continuado enviando dinero a México.

En enero de 2021 se dispersó la segunda ronda de los estímulos directos a hogares (IRS, 2021b), que probablemente contribuyó con el aumento de las remesas en ese mes.

Hispanos recuperan empleos

Debido a la crisis sanitaria por COVID-19 y a las medidas de confinamiento para recudir su propagación, en el mes de abril de 2020 se perdieron más de 25 millones de empleos en Estados Unidos, en comparación al mes de febrero de ese año. La población autoidentificada como hispana o latina también se vio severamente afectada, perdieron casi seis millones de empleos.

Gradualmente se ha observado una recuperación en el volumen total de empleos en ambos grupos poblacionales, aunque a un ritmo lento. Es notorio que los empleos en la población autoidentificada como hispana o latina se han recuperado de forma más rápida en comparación al total nacional.

Para enero de 2021, el nivel de empleo de los hispanos o latinos ya se ubicaba por encima del observado en enero de 2018, hace 3 años, mientras que, para la población total nacional, para enero de 2021 se encontraba en un volumen cercano al observado en diciembre de 2015, hace más de 5 años.

Los migrantes mexicanos y muchos de los mexicanos de segunda y tercera o mayor generación en Estados Unidos se encuentran dentro del grupo de hispanos o latinos, por lo que probablemente hayan tenido una recuperación de sus empleos más rápida que el promedio nacional.

Un factor que va a contribuir de forma importante en la recuperación de la actividad económica y del empleo en Estados Unidos es el programa de vacunación nacional contra COVID-19. En la última semana las dosis de vacuna se han administrado a un ritmo de 1.7 millones de dosis diarias. Al día de ayer, 28 de febrero, ya se habían administrado más de 75 millones de dosis de vacuna contra COVID-19 en Estados Unidos.

Crecimiento para cuatro estados

Para 2021, se estima que Quintana Roo, Campeche, Baja California Sur y Tabasco podrían tener crecimientos en el flujo de remesas de entre 16.3% a 21.1%, explicados por un efecto base, dado que son de los estados con bajos niveles de ingresos por este recurso a nivel nacional. Las tres primeras entidades tuvieron crecimientos en el rubro referido de más de 25% en 2020.

En 2020 en Baja California crecieron más de 30% debido probablemente a que muchos trabajadores transfronterizos o commuters decidieron residir en Estados Unidos y mandar remesas en vez de traer el dinero personalmente a México.

Es posible que las restricciones de movilidad por razones sanitarias continúen a lo largo de 2021, por lo que se estima que las remesas a este estado fronterizo podrían crecer 17.3% en 2021. La Ciudad de México también tuvo en crecimiento importante, se estima que podría aumentar alrededor de 15.0% en 2021.

Las menores tasas de crecimiento en el ámbito referido podrían presentarse en algunos estados de las regiones Centro-Sur y Tradicional del país. Con las estimaciones a partir de los datos observados en los últimos años, Tlaxcala, Guanajuato, Oaxaca, San Luis Potosí y Zacatecas podrían reportar crecimientos en la recepción de remesas de entre 1.1% a 3.0% anual en 2021.

En cuanto al monto total de remesas, se estima que Jalisco podría mantenerse en la primera posición a nivel nacional con un flujo cercano a 4,550 millones de US dólares (md) para 2021 (+9.5%), alejándose de Michoacán que se ubicaría en la segunda posición con un estimado de 4,310 md. Le seguirían en orden de importancia Guanajuato, en la tercera posición, con 3,515 md, y después la Ciudad de México y el Estado de México con un monto estimado cada uno de alrededor de 2,500 md.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre