Rentas inmobiliarias, con alza de 35% en el semestre: Lamudi

-

La afectación por el COVID-19 a la absorción del sector inmobiliario en los subsectores corporativo, industrial, comercial y residencial, ha sido variable, sin embargo, la demanda de propiedades permanece latente, especialmente en rentas, ya que la demanda de inmuebles en renta ha crecido 35% en el último semestre.

Según el Reporte del Mercado Inmobiliario 2020 elaborado por Lamudi, revela que aunque las decisiones de compra se han postergado, tampoco es nula:

“El sector inmobiliario ha pausado sus transacciones a la compra debido al sentimiento de incertidumbre económica, pero bien, la demanda de inmuebles no es nula porque son productos de primera necesidad. En cambio, la demanda de propiedades en renta ha sido lo que ha mantenido la operación del sector y prevemos que así seguirá durante 2020”, comenta Daniel Narváez, Director de Mercadotecnia de Lamudi. 

En relación con la evolución de la demanda inmobiliaria por subsector, se destaca que en general hubo un aumento importante en los últimos 6 meses en cuanto a las solicitudes de información y búsquedas en todos los subsectores excepto en el corporativo, siendo este último el más afectado tras la pandemia con una disminución del 7% en su demanda nacional. 

Crecen búsquedas residenciales

Por su parte, el crecimiento en 76% de búsquedas residenciales fue impulsado principalmente por la preocupación de hacer más eficientes los costos y buscar espacios más asequibles tras la afectación económica, mientras que el home office provocó disminución en demanda de oficinas en CDMX, el Estado de México, Jalisco y Nuevo León, principalmente.

En cuanto al comportamiento de los precios de inmuebles se puede apreciar que los mexicanos valoran más la privacidad, provocando un aumento de los precios de las casas en venta en un 11%, mientras que los departamentos en venta registran un descenso del 8% en sus precios de noviembre de 2019 a junio de 2020. 

Adicionalmente, esta nueva situación de vida ha generado oportunidades para el sector, desde la adopción de tecnología en negocios inmobiliarios hasta una clara reingeniería en el nuevo producto inmobiliario que permita satisfacer las nuevas necesidades de vida, espacios más productivos e inmuebles competitivos. 

El reporte también permite favorecer que las decisiones que tomen los inversionistas, asesores y desarrolladores inmobiliarios tengan como base números reales de la situación que enfrenta cada entidad sobre todo en temas de oferta y demanda por tipo de inmueble y sus operaciones por segmento, añadió Narváez.

Para más detalle por estado visita el Reporte Inmobiliario 2020.   

Comenta con Facebook

Relacionadas

Llama Aispuro a lograr un verdadero programa de desarrollo urbano

Arturo Aispuro, ex secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, se pronunció por llevar a cabo acciones concertadas en política...
Comenta con Facebook