Reforma eléctrica, terminará en Poder Judicial: CCE

748

Piden empresarios evitar daños irreversibles al medio ambiente y a las finanzas públicas

La iniciativa de reforma a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), seguramente terminará en el Poder Judicial, puesto que una ley no puede ser retroactiva a lo que se firmó con antelación, además de que cancela la transición energética global hacia fuentes limpias y renovables de energía, en lo que México iba avanzando.

Además de que se incrementarán los costos de los productos al consumidor final, se afectarán inversiones por 44 mil millones de dólares y hay riesgo de apagones, advirtieron integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Encabezados por Carlos Salazar Lomelin, presidente del CCE, los 12 organismos que lo integran, coincidieron en que el hecho de que se vayan inversiones del país, generará pérdida de empleo y efecto negativo en los ciudadanos que tengan que pagar más cara la electricidad y en caso de que se redujeran los precios a través de un subsidio, lo pagarían todos los mexicanos.

Por ello, el líder del CCE, se pronunció por evitar daños irreversibles al medio ambiente, a las finanzas públicas y a la competitividad del país.

“No se puede aplicar una ley en retroactivo y los contratos se firmaron en función de una cierta regulación y una cierta normativa, cambiarlos o cancelarlos como propone la iniciativa de cambio constitucional, evidentemente va a acabar siendo una discusión en el poder judicial.

Carlos Salazar

“Le recuerdo también porque creo que ustedes lo vivieron y lo vieron, que la ley que se discutió en el mes de febrero, todos los artículos de esa ley fueron detenidos en el poder judicial, de tal manera que lo que se está haciendo hoy es la misma ley, pero ahora elevándolo a la categoría de una modificación constitucional, afectando los artículos 25 y 27 constitucionales”, indicó.

Precisó que, al poder transitar en el Congreso, volverá a ser discutida y probablemente detenida en el poder judicial.

Indicó que el decir que se mantiene el 46% de generación privada sin definir las reglas de cómo se va a entregar esa electricidad, los precios y sin un organismo autónomo que regule estas entregas y precios, es ir en contra de los compromisos que se tomaron con las inversiones del pasado.

“Por eso es muy importante que los legisladores tomen en cuenta con una altura de miras, no solamente viendo un compromiso político sino cuales son las consecuencias importantes para la vida de nuestro país”, señaló.

A su vez, Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), advirtió que las industrias, serían quienes tienen que asumir los incrementos.

“S i se nos obliga a todos los privados a cancelar privados y a consumir la electricidad a la Comisión Federal de Electricidad, dado que la industria es la que absorbe 55% de la energía que se consume en el país, nosotros seriamos los que pagaremos sobre precios, perdiendo competitividad, teniendo que repercutir en alguna medida el precio de los productos o servicios estos incrementos”, señaló.

Agregó que lo que se pretende en la propuesta de reforma es pasar a una reserva de capacidad de entre 15% y 20% y que dado los factores de servicio que tienen las plantas de CFE, nos pondría en riesgos reales de apagones, necesitaríamos alrededor del 70% de margen de seguridad para que esto se evitará y ya hemos visto situaciones en las penínsulas de Yucatán y Baja California en donde se han presentado problemas de este tipo.

En su oportunidad, Vicente Yañez Solloa, presidente de la Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) alertó que los consumidores pagarán las consecuencias de estas medidas, especialmente en alzas en alimentos y otros productos.

“Nos preocupa mucho toda la parte de estado de derecho, certidumbre, inversiones, tratados que estaríamos violando de libre comercio, T-MEC y demás, todos los temas de medio ambiente, finanzas públicas, competitividad, impacto en pérdida de empleo, pero necesariamente algo que tenemos que ver es que todo incremento en costos se va a ir a precios y lo vamos a pagar los consumidores, eso es algo inevitable”, advirtió.

A su vez, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) José Medina Mora Icaza, señaló que el posicionamiento del sector privado es claro en torno al respeto al estado de derecho, la no retroactividad que debe haber a los contratos firmados y la búsqueda por avanzar en la generación de energías limpias.

Mientras que en materia financiera, si se quiere fortalecer a la CFE, el camino no es quitarle competencia sino ayudarle a ser eficiente, que invierta en generación de energías limpias en lugar de seguir con la producción de energías a través de combustibles fósiles.

“Requerimos ser más competitivos para que haya más inversión, inversión extranjera, inversión nacional. El costo al que produce la CFE, duplicará que las empresas tengan que pagar un mayor costo por tener esta energía, lo cual nos resta competitividad y ahuyentará las inversiones.

“Además de la pérdida de empleos. Queremos luz para todos los mexicanos a un precio accesible y el hecho de que se vayan los inversionistas de México, va a generar pérdida de empleo y pagar más cara la energía “, precisó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre