Reforma al outsourcing, causa más temor a trabajadores que Covid-19

626

Dos millones en incertidumbre por legislación: Body Systems

Luego de que algunas empresas no podrán sostener sus plantillas de trabajadores por la entrada en vigor de la legislación laboral que prohíbe el outsourcing a partir de 1 de septiembre, se estima que, al no tener claridad sobre su futuro, dos millones de empleados son perjudicados e impactados en su salud por la incertidumbre.

José Antonio Marsico Santagati, CEO de Body Systems, destacó en entrevista con Grupo En Concreto, destacó que de acuerdo con estudios que están realizando, ya se registran afectaciones por el temor a perder la fuente de trabajo, miedo incluso más elevado en México por encima de contagiarse de Covid-19.

“Un 67%  de las personas encuestadas han reportado que su principal causa de miedo es el de perder el trabajo y efectivamente tiene que ver mucho con esta potencial entrada en vigor del cambio en la ley del outsourcing.

“Esto afecta a 4.7 millones de personas que estaban formalmente en esta modalidad y donde los cálculos que se realizan es que aproximadamente un millón y medio de personas pueden pasar a la informalidad laboral por lo que si la pandemia nos estaba causando un daño a la salud integral de los empleados, ahora se ve agravado por el cambio en la ley”, señaló.

El directivo de la firma de bienestar corporativo y fitness grupal, dijo que existen diversos factores en torno al outsourcing, que ha perjudicado a los trabajadores. Una de ellas es la evasión fiscal que priva el derecho a las prestaciones laborales de ley, y, por ende, el acceso a los servicios de salud y a una calidad de vida digna y el nulo respeto a su antigüedad.

Señaló que la salud mental y equilibrio de los colaboradores es más afectada y debe abordarse de forma inmediata un programa de bienestar para ellos, por la situación que se está pasando.

“En primera instancia, ya ha habido una migración de empleados que están de alguna manera siendo inscritos en el Seguro Social sobre un salario menor. En segundo lugar, este millón y medio de colaboradores que te mencionaba que corre realmente un riesgo cierto a la informalidad laboral.

“Esto, porque muchas empresas ante este cambio, no van a poder sostener sus plantillas y van a tener que hacer una reducción de la cantidad de empleados y creo que este es el motivo por el cual la incertidumbre que se está viviendo se traslada a los colaboradores, a la gente y eso se ve reflejado en las encuestas de investigación”, mencionó.

Marsico Santagati

Marsico Santagati, dijo que los episodios más frecuentes entre los trabajadores son de ansiedad, estrés, depresión, síndrome de fatiga crónico donde los índices han subido hasta un 25% más de lo que se traía con la pandemia en cuanto al riesgo de salud mental de los colaboradores y en línea con la normatividad 035 donde las empresas están en la obligación de crear entornos más favorables y la prevención   y los factores de riesgo psicosocial del empleado.

Por ello, consideró que las prórrogas que ha pedido el sector privado para la entrada en vigor de la legislación, solo alarga la agonía de la gente porque la incertidumbre está instalada y la ley no se modificará por lo que se mantiene el miedo a la pérdida del empleo o la reducción en los salarios que una empresa determine.

“El abordaje a la salud mental de los trabajadores que se veía muy afectada con la pandemia, ahora más que nunca debemos abordar este tema independientemente del curso que tome la ley. Los datos son muy contundentes, estamos viendo que las pérdidas en productividad, trabajadores con síntomas de ansiedad, estrés y depresión alcanzan picos del 30% afectando el resultado del negocio u organización y la sostenibilidad de las empresas”, indicó.

Agregó que, si no se tiene una salud óptima en los colaboradores, no se les pueden pedir performances, máximas productividades, se generan ausentismos, mayores tasas de rotación y todo ello afecta los resultados de negocios.

Esto dijo, avanza mes a mes y debe atenderse de inmediato, ya que de acuerdo a la experiencia de Body Systems, la salud de la gente está en juego en este momento, y destaca que 78% de la fuerza laboral mexicana que ha sido encuestada en diversos medios e institutos de investigación, de lo que resulta que trabajadores se han visto seriamente afectadas en su equilibrio emocional y en su salud mental.

Por esa razón, agregó que las empresas se están jugando su productividad y sustentabilidad, puesto que el activo más valioso de una organización es la gente y si esta no está en salud óptima no se le puede pedir ni exigir más.

El especialista mencionó que, en ningún otro momento de la historia, la salud de los trabajadores se había visto tan deteriorada como sucede ahora y desde hace año y medio, que están en una franca exposición por las circunstancias actuales en materia económica.

Añadió que con iniciativas muy sencillas de bienestar que pueden ser aplicadas no solo en el lugar de trabajo sino de forma digital, las áreas de recursos humanos, alta dirección, las empresas en general, pequeñas, medianas y grandes, deben comprender que están en un momento crítico donde el bienestar de los colaboradores es elemental y hay soluciones.

Es de mencionar que los trabajadores, en medio de la pandemia, han sido afectados con los cambios radicales que trajo, al someterse al home office, múltiples jornadas laborales de 14 horas seguidas detrás de una pantalla, sesión tras sesión virtual y más, han deteriorado todas las esferas del bienestar de las personas ya que se trabaja a toda hora.

Un programa de bienestar bien ejecutado, puede tener retornos de inversión por encima de 300%, le recobra la salud al colaborador y lo hace sentir que su empresa lo cuida y esta se beneficia.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre