Recuperación empleo lenta con deterioro en empleo formal: BBVA

485

Los analistas de BBVA Research México señalan que la recuperación del empleo no ha sido generalizada y al mes de enero se configura un escenario base con un mayor deterioro del empleo formal, además de que inició con una creación de empleo débil, porque de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante enero se crearon 47 mil empleos en su comparación mensual, nivel inferior para un mes de enero desde 2015.

David Cervantes y Carlos Serrano, en su estudio de Análisis Económico “Débil recuperación de empleo formal con fuerte ajuste en la distribución salarial”, manifiestan que es fundamental tomar en cuenta tres aspectos relevantes:

1) La recuperación del empleo no solo pasa por generar nuevos puestos de trabajo, sino también en la capacidad de generar empleos de calidad

2) En el corto plazo, la recuperación del empleo estará ligada al avance en la vacunación para superar la pandemia; si el avance es lento, el deterioro del mercado de trabajo puede continuar, por lo que es prioritario invertir todos los recursos económicos y logísticos para avanzar al mayor ritmo posible, y de esa forma evitar un mayor deterioro del mercado laboral

3) En el mediano y largo plazo la inversión será determinante para poder recuperar el empleo. En este sentido, generar condiciones de certidumbre a la inversión será esencial.

Desde su punto de vista, dadas las condiciones actuales de la pandemia, así como a diversos factores adicionales y rezagos de la economía mexicana previos a la pandemia, mantienen su previsión de una lenta recuperación del empleo.

Opinan que, si bien es positivo que nuevamente se presentará un crecimiento del empleo, resulta insuficiente dada la pérdida de empleos que se dio a partir del inicio de la pandemia y que se ubica todavía con una brecha de 792 mil empleos menos respecto a febrero de 2020, mes en el que se había alcanzado un total de 20.6 millones de trabajadores afiliados al IMSS.

Manifiestan que cerrar esta brecha requerirá de un esfuerzo importante y de una reactivación económica -en particular de la inversión, que lleva mostrando debilidad desde 2018- mucho más acelerada; sin embargo, dado el panorama actual, de debilidad de la demanda interna, y el contexto de incertidumbre que genera problemas de inconsistencia temporal -debilidad estructural de la inversión, presentes antes de que iniciara la pandemia, sumado a un lento inicio del programa de vacunación de la población, parece complicado poder cerrar la brecha acumulada de manera consistente en el presente año.

De hecho, para poder alcanzar el nivel de empleo previo a la pandemia se tendrían que crear un volumen de empleos superior a 2016, único año que se han registrado 800 mil nuevos empleos en su comparación anual al cierre de diciembre, y/o generar prácticamente 50% más empleos respecto al promedio desde 1997 -para los años con crecimiento positivo al cierre de año.

Al revisar de manera más detallada el comportamiento de la creación de empleo en el mes de enero, es más evidente la debilidad de la reactivación del mercado de trabajo formal. En este sentido, si bien hubo creación positiva de empleo, esta fue el resultado de la generación de 61 mil empleos eventuales y de una pérdida de 13 mil empleos permanentes, con estos resultados, el rezago previo a la pandemia en el caso del empleo permanente sigue siendo el más relevante, con 661 mil empleos menos respecto a febrero de 2020 y 131 mil menos en el caso del empleo eventual. Es decir, la pandemia trajo un aumento en la precarización del empleo.

Detallan que la dinámica de creación de empleo en tasas de crecimiento interanuales confirma la débil creación de empleo. En este sentido, en enero el empleo formal tuvo una tasa de (-)3.3%, 0.1 pp menor respecto al mes previo, sin embargo, en el caso del empleo permanente esta situación se hace más visible al pasar de una tasa de (-)3.1% en diciembre a una tasa de (-)3.4% en enero.

Por otro lado, el empleo eventual tuvo un resultado relativo mejor al de diciembre al pasar de (-)3.4% a (-)2.7%. Dado este escenario y de manera comparada con la crisis de 2008-9 se empieza a configurar un escenario de caída más rápida de empleo y recuperación más prolongada.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre