Real de Catorce, un pueblo mágico en donde la magia existe

10238

Se dice que San Luis Potosí es el estado surreal de México por la magia de sus destinos, su gente y su gastronomía. En medio del desierto, tiene lugar un pueblo que se rumora es mágico, ya que tiene poderes curativos, sobre todo para aquel que vive en las grandes ciudades.

Real de Catorce cuenta con maravillosos paisajes, en donde sus visitantes podrán interactuar de cerca con la naturaleza por la que se encontrarán rodeados. Pese a que a primera vista pareciera que se trata de un pueblo fantasma, este lugar tiene mucho que ofrecer.

Los recorridos son ideales para realizarse caminando o en auto; no obstante, son mejores a caballo, ya que los habitantes originarios de la región podrán ilustrarte con leyendas e historias del lugar. Algunas de miedo, otras tantas míticas y una que otra que seguro harán soltar la carcajada.

En medio de los paisajes, se puede encontrar el cerro Quemado —lugar sagrado para los Huicholes, cultura presente entre sus habitantes— o Wirikuta, zona mágica que recibe millones de visitas anualmente con el objetivo de encontrar paz y tranquilidad.

En contraste, también se puede disfrutar de las calles empedradas que cruzan por lugares emblemáticos como la Parroquia de la Purísima Concepción, la Casa de la Moneda, Plaza Hidalgo o el Palenque.

Cabe destacar que si lo que se busca es la fiesta eterna, Real de Catorce no se caracteriza por tenerla. Como lo mencionamos, este es un pueblo para disfrutar de la paz y tranquilidad que brinda a sus visitantes, para conectarse con la naturaleza y admirar el valor de su cultura.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre