“Tomamos casas en destinos turísticos cercanos a las ciudades grandes y no tan cercanos, las partimos y vendemos esas fracciones, ya sea un cuarto o un octavo, y eres dueño de esa parte”.

Andrés Barrios, CEO de Ancana Living

Las casas en destinos turísticos, si bien representan un bien inmueble, se usan muy poco durante el año en muchos de los casos, y contar con ellas se vuelve un costo innecesario, por lo que se presenta una opción para comprar una fracción de una casa y pagar solamente por el tiempo que se utiliza.

Eso lo hace ANCANA. “Tomamos casas en destinos turísticos cercanos a las ciudades grandes y no tan cercanos, las partimos y vendemos esas fracciones, ya sea un cuarto o un octavo, y eres dueño de esa parte. Es decir, pagas lo que usas”, definió esa opción Andrés Barrios, CEO de Ancana Living.

Andrés Barrios

La firma, garantiza seguridad jurídica, administración profesional en la co-propiedad y acompañamiento en todo momento antes y después de la compra de la fracción que desea el cliente y cuando quiere vender y cambiar a otro sitio del país, los asesoran para que se realice la venta y compra de la propiedad.

Si después de la compra se repara que no se ocupará, por ejemplo, seis semanas al año, sino menos, se puede vender, subrayó Andrés Barrios sobre esta estrategia, que se aclara, no es tiempo compartido, porque el cliente se hace dueño del espacio y puede adecuarlo o cambiarlo, de acuerdo a sus necesidades.

“Es lo mismo que comprar una casa a través de un fideicomiso que es dueño de la propiedad o como co-propiedad. La única diferencia es que hay más dueños y existen reglas de uso para mantener la propiedad en óptimas condiciones”, se resalta en el sitio web de ANCANA.

Precisa que “al compartir la casa con otros dueños, tienes el beneficio de poder comprar las semanas que quieres por mucho menos. Esto también aplica para los costos mensuales de mantener tu casa como te gusta, en perfectas condiciones…

“Es lo mismo que comprar una casa a través de un fideicomiso que es dueño de la propiedad o como co-propiedad. La única diferencia es que hay más dueños y existen reglas de uso para mantener la propiedad en óptimas condiciones”, resume.

Andrés Barrios, destacó que la ocupación de casas o departamentos en destinos turísticos durante pandemia se incrementó significativamente.

Tenemos una tendencia a enfocarnos en una casa, como n tema de patrimonio, en la pandemia mucha gente se dio cuenta que no necesariamente debe vivir en ciudades como la de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla y Mérida, y se salió de esas ciudades buscando una nueva calidad de vida”.

Y ahora que tenemos el tema de los nómadas digitales que pueden estar viviendo donde no necesariamente sea la sede de la empresa, buscan mejorar su calidad de vida, sin pagar tanto de renta, expuso Barrios, quien precisó que la comisión de la firma es como cualquier otra inmobiliaria, 5%.

Empezamos como una administradora de departamentos en rentas de corto plazo y comenzaron a trabajar en ese esquema de fraccionar propiedades, porque mucha gente estaba buscando casas en pandemia fuera de las ciudades grandes.

Reiteró que “lo interesante es que compras tu fracción asumiendo que son ocho fracciones, compras seis semanas al año, al final lo que hacemos nosotros es que tu propiedad esté en perfectas condiciones y el mantenimiento, luz agua, etcétera, se divide entre ocho, de manera transparente. Pagas lo que usas y ya no se vuelve costo de mantenimiento muy alto”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre