La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el Programa de infraestructura básica para la atención de pueblos indígenas en al menos 20% de su presupuesto informó el organismo.

El órgano auditó 45 de los 269 contratos adjudicados al programa federal, correspondientes a los estados de Chiapas, Hidalgo, México, Sonora y Yucatán, los cuales sumaron 336 millones de pesos, recursos que fueron regulados por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

De este total, la ASF detectó irregularidades en cerca de 159 millones de pesos, monto que responde a anomalías como subejercicios, pagos indebidos y diferencias entre la obra adquirida y la obra ejecutada por las empresas, asimismo corresponde al 47% de los egresos auditados y cerca del 19% del presupuesto ejercido durante 2017 mediante contratos.

En referencia al rubro de subejercicios, la ASF detectó irregularidades por 88 millones 564 mil pesos en obras realizadas en Chiapas e Hidalgo, siendo esta última entidad en la que se observe la cifra más alta.

Por otro lado, detecto depósitos extemporáneos en Chiapas por 58 millones de pesos, sumándose un gasto adicional equivalente a un millón 236 mil pesos debido a que la supervisión de obras no se ajustó al 3% del costo total de las obras pactadas.

En cuanto a la diferencia entre la obra adquirida y la obra ejecutada, encontró un contraste por un millón 400 mil pesos en materia de calidad, siendo los rubros de subbase y carpeta asfáltica lo que presentaron mayores deficiencias en la construcción.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre