Prevé CEPAL agudización de diferencias en comercio para México y CA

1028

La reconfiguración productiva generada por las consecuencias del Covid-19 tiende a una agudización de las diferencias entre los patrones de inserción en el comercio internacional de Centroamérica y México, por una parte, y de América del Sur y la mayor parte del Caribe, por la otra, previó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En las Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2020, “la integración regional es clave para la recuperación tras la crisis”, dado a conocer hoy, el organismo regional concluye:

“La información disponible hasta comienzos de noviembre permite proyectar que la caída del comercio mundial en 2020 será inferior a la registrada durante la crisis financiera mundial y también a la que se proyectaba a mediados de año.

“Sin embargo, este escenario de mayor optimismo está sujeto a una considerable incertidumbre. En particular, no resulta claro que la recuperación iniciada en junio represente un punto de inflexión, especialmente dada la aparición de rebrotes de COVID-19 en Europa y el continuo aumento de los contagios en los Estados Unidos”.

Precisa que, en un contexto mundial marcado por la incertidumbre, no resulta claro en qué medida América Latina y el Caribe participará de una eventual reestructuración de las cadenas de valor globales en los próximos años.

Resalta sin embargo que países como México, Costa Rica y República Dominicana parecen mejor posicionados para beneficiarse de este proceso, puesto que se encuentran insertos en diversas redes internacionales de producción centradas en Estados Unidos.

En el documento se indica que, en el primer semestre de 2020, el valor de las exportaciones regionales de bienes y servicios experimentó marcadas reducciones, en donde la contracción de los envíos de servicios fue casi el doble que la de las ventas de bienes con menos 29,9% y 16,2%, respectivamente.

Tal resultado se explica sobre todo por la paralización del turismo entre abril y junio (principalmente de los viajes aéreos), así como por el impacto negativo de la pandemia en el transporte internacional de mercancías, subraya.

Mientras que la disminución de los ingresos por concepto de viajes en toda la región fue del 52,5%, y la contracción de las importaciones del mismo rubro superó 55%. La movilidad de personas prácticamente se paralizó, lo que tuvo un impacto especialmente fuerte en las economías del Caribe, muy especializadas en el sector del turismo. Estos efectos persistieron hasta el tercer trimestre del año, por lo que se espera una profundización de la caída del comercio de servicios.

En ese marco, el valor de las exportaciones de bienes de México exhibió una caída interanual del 19,4% entre enero y junio de 2020, y los envíos manufactureros, que representaron el 88% del valor exportado en ese período, presentaron una contracción similar (-20%).

Solo el sector agropecuario y las actividades extractivas (excepto la petrolera) registraron aumentos, del 10% en promedio. La contracción de los envíos se fue acentuando durante el período, y la caída interanual alcanzó el 36% en el segundo trimestre, cuando la retracción de las exportaciones a los Estados Unidos fue del 53%. No obstante, los envíos a ese país mostraron una importante recuperación durante julio y agosto.

La CEPAL señala que tal como ocurrió en el primer semestre del año, es probable que Centroamérica sufra las menores caídas del valor exportado en 2020 y algunos países de esta subregión incluso registrarían aumentos. En el caso de México en el comercio de bienes, el precio de las exportaciones registra menos 6%, en volumen menos 7% y valor menos 13. En importaciones -2, -16 y -18, respectivamente.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre