Presiones inflacionarias cederán a partir 3T21: Banxico

710

Alejando Díaz de León, Gobernador de Banco de México (Banxico) señaló ante preguntas de los medios de comunicación que su organismo pondrá especial atención en las variaciones trimestrales de la inflación para el cierre de 2021 y estima que las presiones inflacionarias, tanto en la general como en la subyacente, cedan a partir del tercer trimestre del 2021 (3T21) porque no prevén que los choques que afectan los precios sean recurrentes.

En su documento de opinión análisis, Santiago Fernández, analista de Grupo Financiero Intercam, señala que en la presentación de su “Informe Trimestral de Inflación para el periodo abril-junio 2021”, Díaz de León señaló que se mantienen atentos a la evolución de los precios, ay que existen riesgos de que estos factores transitorios se prolonguen más en el tiempo o que impacten al alza en otros precios de la economía.

Además, manifiesta que hubo pocas señales con respecto al futuro de las tasas de interés, sobre las que la Junta se encuentra dividida, pero que mantiene su expectativa de ver al menos dos alzas a la tasa objetivo de 25pb antes del cierre de 2021.

En su Informe, Banxico ajustó al alza sus expectativas de crecimiento para la economía mexicana. En cuanto a la inflación, mantuvo sin cambios las estimaciones publicadas en la última reunión de política monetaria (12 ago.), en las que se espera una inflación superior a 5% en 2021 y un descenso a partir del 2T22. Se espera que la inflación alcance su objetivo de 3% en el 1T23.

Agrega que Banxico volvió a presentar un escenario central de expectativas de crecimiento, acompañado de intervalos posibles de variación dada la incertidumbre aún vigente; aunque conforme nos acercamos al final de año, esos intervalos se van reduciendo significativamente. El estimado central se revisó al alza de 6% en el informe anterior a 6.2%; mientras que la expectativa para 2022 se mantuvo en 3%. Los intervalos de variación se encuentran en 6.7% y 5.7% para 2021; y en 2%-4% para 2022.

Manifiesta que la revisión al alza para 2021 se explica por un crecimiento mayor al esperado en 2T21, además del proceso de reapertura económica y que, de cumplirse este escenario, la economía habría recuperado sus niveles pre-pandemia para el primer trimestre de 2022; aunque el banco recalcó que la incertidumbre sobre el crecimiento se mantiene alta por la propagación de la nueva variante del virus y las disrupciones a cadenas productivas.

En cuanto a las estimaciones de empleo, estas fueron ajustadas al alza para 2021 y 2022, con respecto al informe anterior. Para 2021 se espera ver una creación de entre 640 mil y 840 mil nuevos puestos de trabajo (vs. 370 mil y 570 mil prev.); mientras que para 2022 las estimaciones se elevaron a 500-700 mil (vs. 390 mil y 590 mil prev.).

Adicionalmente, el banco central presentó proyecciones para la cuenta corriente, en las que se estima un saldo para la balanza comercial en 2021 de entre -0.7% y -0.3% del PIB y un saldo de la cuenta corriente en el rango de -0.5% y 0.1% del PIB. Para 2022, la balanza comercial se mantendrá deficitaria entre 0.4% y -0.8% del PIB, con una cuenta corriente de entre -0.7% y 0% del PIB.

Sobre los riesgos para el crecimiento, indican que se encuentran balanceados. Sobresalen entre los riesgos a la baja posibles retrasos en la vacunación o recrudecimiento de la pandemia; limitaciones de logística en las cadenas de suministro, mayores costos de insumos o de producción por los efectos de la pandemia; episodios de volatilidad en los mercados financieros; o una recuperación de la inversión menor a la esperada.

Con respecto a los riesgos al alza se encuentra que la pandemia se disipe con mayor rapidez; que los estímulos implementados a nivel internacional sostengan la confianza de consumidores e inversionistas; que la mayor demanda externa por los estímulos en EE. UU. incentive mayor inversión en México gracias al T-MEC; y condiciones financieras que permitan una recuperación económica acelerada.

En cuanto a la inflación, no hubo ajustes con respecto a lo publicado en el último comunicado de política monetaria. Banxico espera ver un cierre de la inflación en 2021 en 5.7%, no espera que ésta baje de 5% sino hasta el 2T22 y el objetivo de 3% será alcanzado hasta el 1T23.

El balance de riesgos para la inflación se mantuvo sesgado al alza, por posible mayor inflación a nivel global, las presiones de costos sobre empresas, la persistencia de la inflación subyacente y posibles episodios de depreciación cambiaria. Se agregan posibles alzas en precios de bienes agropecuarios como riesgo adicional, debido a sequías.

El informe estuvo en línea con comunicados previos del Banco de México, en los que se proyecta una inflación que repuntará este año de manera transitoria, para después converger hacia la meta de 3% en la segunda mitad de 2022.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre