Tendrá México PIB negativo este año por coronavirus: CIBanco

Posible impacto del COVID-19 en la economía mexicana: CIBanco

-

La gran incertidumbre que rodea la posible propagación del COVID-19 alrededor del mundo y la duración del estancamiento económico requerido para combatirlo, hacen posible cualquier pronóstico negativo sobre el comportamiento futuro del PIB.

El hundimiento de los mercados financieros globales, en particular los índices bursátiles con
caídas acumuladas en el último mes de entre el 30% y el 40%, y una baja cercana del 60% en el precio internacional del petróleo, son testigos de la importancia de los problemas que se avecinan para la economía mundial y la mexicana.

“A nivel global la crisis será transitoria (de uno a dos trimestres), pero dadas las actuales afectaciones, la recuperación no será tan rápida como quisiéramos escuchar, por lo que no será fácil que la actividad económica recupere el ritmo que contaba antes del brote epidémico,” afirmó el grupo financiero CI.

La magnitud del impacto dependerá de la profundidad de la crisis sanitaria y de la efectividad de las medidas de prevención del contagio y de respuesta económica que se están poniendo en marcha en todo el mundo.

En el caso de México, como la mayor parte de las economías globales, debe prepararse para una contracción económica en 2020, aseguró.

La intensidad de la caída dependerá en buena parte de la duración de la fase aguda de la pandemia: si la campaña turística de verano se desarrolla con una cierta normalidad, y aguantan el consumo y la inversión, las perspectivas mejorarán sensiblemente, destacaron.

Lo ideal sería que México experimente una recuperación del PIB del tipo V (este modelo se
produce cuando hay un parón brusco de la economía pero la vuelta a la normalidad
también es rápida. Es el escenario de recuperación más dinámico), pero este perfil de
crecimiento cada vez parece más improbable.

Actualmente luce más probable esperar que la pauta de recuperación de la economía
mexicana se acabe pareciendo más a una U (se habla de recuperación en forma de U
cuando, a diferencia de la V, los indicadores económicos tardan más tiempo en llegar a los
niveles a los que se encontraban antes de la contracción).

A toda costa lo que hay que evitar es que el comportamiento de la economía mexicana sea
el de una L. Este tipo implica una recesión de la economía y su posterior recuperación.
Concretamente, es una recesión que se produce de forma pronunciada y cuya recuperación
es muy lenta, incluso puede durar años o décadas.

Sectores con gran afectación son el turístico, autopartes, transporte, gas y petróleo,
esparcimiento, apuestas, remesas, textil y confección.

Existen sectores que consideramos estarán menos expuestos, en términos relativos a las
consecuencias del coronavirus, como el inmobiliario o las actividades relacionadas con las
telecomunicaciones.

Todos ellos están relativamente protegidos frente a los riesgos de la limitación de los suministros y de la caída de la demanda. Adicionalmente, a pesar de la coyuntura negativa, los servicios de salud, equipo médico, mensajería, arrendamiento, alimenticios y comercio electrónico lucen como los grandes ganadores.

Dado lo anterior, CI señaló que el escenario base de variación del PIB real de México para 2020 es de -4.0% (observando una muy fuerte caída en el segundo trimestre).

Sin embargo, “si las cosas se complican, en donde se lastimen los fundamentos económicos del país, la recesión puede ser más pronunciada y de mayor tiempo (escenario de una caída en la economía mexicana superior al 6.0% durante el presente año) con una lenta y costosa recuperación (forma de L)”, anotó.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Fibra Plus se solidariza ante pandemia; ofrece espacios

Fibra Plus y la empresa NMS dispusieron a la ciudadanía afectada por el Coronavirus o COVID-19, diversas áreas libres para ser acondicionadas como lo...
Comenta con Facebook