PNIF busca inclusión financiera y disminuir desigualdad: BBVA

-

Guillermo Jr. Cárdenas y Luis Antonio Espinosa, analistas de BBVA, señalan que una de las características relevantes de la actual Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF 2020) es que, no sólo se estructura para cumplir los cuatro elementos clásicos de la inclusión financiera (acceso, uso, educación financiera y protección al usuario), sino que se enfoca en incidir en la salud financiera de la población mexicana y, con ello, coadyuvar a la disminución de la pobreza y desigualdad.

En su documento “Perspectivas de inclusión y educación Financiera en 2020”, señalan que, en el contexto de la decimotercera edición de la Semana Nacional de Educación Financiera en México, es necesario recuperar los puntos más relevantes de la nueva Estrategia de Educación Financiera para que contiene un contenido más robusto que la anterior, principalmente por cómo fue construida, por el número de acciones, por sus indicadores y porque tiene planteadas metas específicas.

Señalan que ya no acota a la Inclusión Financiera bajo las categorías de acceso, uso, educación financiera y protección al usuario, sino que ahora se hace explícito el lograr incidir en la salud financiera de la población mexicana para coadyuvar a la disminución de la pobreza y la desigualdad, convirtiéndola en una Política mucho más ambiciosa que la anterior.

De acuerdo con su punto de vista y a luz de las últimas cifras a 2019, se observa que ha habido avances en acceso a servicios financieros en comparación con 2018; sin embargo, persisten diversas brechas financieras en México. Estas brechas pueden ser de género, como en el caso de la posesión de créditos hipotecarios (24.8 pp en favor de los hombres), pero también pueden ser brechas geográficas y demográficas. En donde se hace evidente que la reducción de estas brechas implica un esfuerzo conjunto de todos los agentes económicos.

De acuerdo con la CNBV, al cierre del 2019 se registró al menos una sucursal en 51% de los municipios del país, en donde se ubica el 92% de la población nacional.

En 2019 hubo una brecha de género importante en los créditos hipotecarios en favor de los hombres de 24.8 puntos porcentuales (pp); es decir, del total de créditos hipotecarios (1,408,209) los hombres poseían el 62.4%, mientras que las mujeres el 37.6%.

En la PNIF 2020, se tiene el objetivo de “incrementar las competencias económico-financieras de la población”, dando prioridad a: 1) los beneficiarios de programas sociales y 2) los niños, niñas y jóvenes que cursan educación obligatoria.

Se estima que el cumplimiento de las metas de la PNIF logre incrementar para 2024: 7.7 millones de personas con al menos un producto financiero; 14.9 millones de personas con al menos una cuenta; 3.4 mil millones de transacciones y transferencias electrónicas; 18.6 millones de personas que utilicen su cuenta para realizar pagos; y 8.9 millones de personas adultas que hayan utilizado en 2023 una sucursal, un corresponsal o un cajero.

Para 2024, en la PNIF se tiene la meta de alcanzar los niveles promedios actuales de alfabetización financiera del G20 y reducir la brecha urbana-rural a 7.5 pp y la brecha entre hombres y mujeres a 0 pp.

Comenta con Facebook

Víctor M. Ortíz Niñohttp://www.grupoenconcreto.com
Integrado al medio periodístico desde 1999, cubriendo diversas fuentes en tiempo real, radio, notas, columnas y entrevistas con directivos de los principales grupos financieros e industriales del país. Anteriormente se desarrolló profesionalmente en el sector financiero e industrial.

Relacionadas

USG recibe premio como Líder Sustentable

En el marco del 15° Aniversario del medio de comunicación especializado, Grupo En Concreto, se llevó a cabo el Premio Líderes de la Industria...
Comenta con Facebook