La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en la Ciudad de México, pidió a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, mantener y continuar impulsando las energías limpias, y le planteó crear una Secretaría de Energía que permita diseñar e implementar, en conjunto con el sector privado, un plan de largo plazo para hacer más competitiva a la capital del país.

Luego de reiterar su rechazo a la aprobación que hicieron las cámaras de Diputados y Senadores a la reforma a la Ley de Energía Eléctrica, el organismo empresarial resaltó la necesidad de utilizar recursos renovables para ahorrar recursos y ser más competitivos, al tiempo de ayudar al medio ambiente y cumplir con los compromisos internacionales a los que México se ha comprometido.

En un pronunciamiento, la Coparmex Ciudad de México, reiteró que la implementación de la citada reforma pondría en riesgo la competitividad de la capital del país, respecto a lo que expuso que la energía es un eje rector de todas las ciudades del mundo; la manera en la que se genera, administra y consume es un gran indicador del nivel de desarrollo de cada país y de sus ciudades.

 Aseguró que, con la ley aprobada, la electricidad se encarecerá en por lo menos 17% para la CDMX, lo cual seguramente será subsidiado, provocando un daño a las finanzas públicas del país y de la Capital.

“En la Ciudad de México y en el centro del país tenemos retos energéticos diferentes al resto de la República, pues somos consumidores, pero no generadores, situación que implica gastos elevados en la transmisión y distribución. Además, esta situación representa pérdidas de hasta un 25 por ciento de energía provocadas por fallas técnicas en las redes de transmisión y robos por diablitos, lo que se traduce en pérdidas para la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Además, continuó, las plantas generadoras de energía que utiliza la CFE son en su mayoría alimentadas por hidrocarburos (carbón, diésel, gas, combustóleo) que son muy contaminantes y con altos costos de operación.

En la Coparmex, resaltó, “mostramos nuestra franca preocupación porque, la reforma aprobada pone en riesgo los proyectos planteados por el Gobierno de la Capital que buscan la sustentabilidad energética de la Capital con la construcción de tres megaproyectos que le permitiría convertirnos en generadores de energía.

Es decir, panales solares en la Central de Abasto, considerado el techo solar más grande del mundo y que beneficiaría a 440 mil usuarios; la construcción de la planta de aprovechamiento de residuos sólidos para la generación de energía, un gran paso adelante para invertir en soluciones de sustentabilidad energética y el programa “Ciudad Solar” de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, que invita a las Mipymes a cambiar sus fuentes de energía actuales por tecnologías limpias y renovables.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre