Pide CCE que gobierno entienda la desesperación de los empresarios; no es tiempo de ocurrencias.

En el futuro esperamos que el gobierno federal se una con los programas y con los resortes que tiene y que nos pueden blindar, anotó

-

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, reiteró el llamado a escribir un gran acuerdo nacional con un mismo objetivo, y que el gobierno federal entienda la desesperación de todos los empresarios, en esta etapa de contingencia.

En conferencia de prensa virtual llamada “Empresarios Unidos ante el Covid-19”, dijo que ante la información de que las actividades se restablecerán paulatinamente a partir del 17 de mayo, las empresas se ocupan en cómo actuar los próximos 90 días para aminorar el impacto económico.

“Tenemos que resistir los próximos 45 días”, con acciones específicas para contener las afectaciones económicas por el coronavirus, antes de que se puedan empezar a retomar las operaciones como lo anunció el gobierno federal, expresó Salazar Lomelín, quien estuvo acompañado de los líderes de las diversas cámaras que integran el organismo.

Reconoció que como todo el mundo “tendremos una caída del Producto Interno Bruto (PIB), pero lo que no queremos es que eso implique la pérdida total de las empresas”.

Por ello, reiteró el llamado al Acuerdo Nacional, a mantener la unidad, y llevar a cabo acciones detalladas, prácticas pragmáticas para hacerle frente a esta situación. “En el futuro esperamos que el gobierno federal se una con los programas y con los resortes que tiene y que nos pueden blindar”.

Para el líder del CCE, es es momento de responsabilidad para todos, “tenemos claro la responsabilidad que queremos tomar, no es momento de política ni de ocurrencias“.

No es momento de pensar en política, cuando tenemos un problema tan importante que resolver cómo es la salud de los mexicanos, aseveró.

En ese sentido, dijo que “los empresarios no queremos ser una caja de sorpresas ni queremos ser una caja de resonancia para las frustraciones de todo aquel que quisiera cambios rápidos o que quisiera situaciones que nos parecen totalmente de desunión o de no concordancia con los objetivos de solidaridad y fraternidad que estamos proponiendo”.

Por ello, presentó una serie de acciones dirigidas a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que van desde apoyos digitales y créditos a través de la banca por 62 mil millones de pesos, con garantías de Nacional Financiera, hasta créditos que ofrece el Banco Interamericano de Desarrollo.

En el encuentro empresarial se habló de grandes acuerdos y apoyos para cuidar los empleos de las Mipymes, para que no desaparezca ninguna empresa por falta de liquidez, e incluso se exigió el Salario Solidario, para que las empresas puedan mantener empleos y salarios.

Salazar Lomelín dijo que el CCE inició el diálogo con todos los actores del país, invitándolos a un gran acuerdo nacional, queremos su apoyo, ideas y comentarios.

Destacó que los nuevos créditos a Pequeñas y medianas empresas (Pymes) anunciados por el gobierno esta mañana, van en línea con el programa que CCE presentó recientemente. “Si esto se concreta, la próxima semana estaremos dando un paso en la dirección correcta”.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Caída del 2T20 del PIB se podría extender en segundo semestre

El área de análisis de Invex Grupo Financiero considera que la caída que probablemente registró la economía en el segundo trimestre del 2020 (2T-20),...
Comenta con Facebook