PIB -8.9% 2020, 3.3% 2021 Inflación 3.6% 2020, 3.3% 2021: Banxico.

944

Víctor M Ortíz Niño

Santiago Fernández, analista de Intercam Grupo Financiero señaló que Banco de México (Banxico) publicó este medio día su Informe Trimestral de Inflación para el periodo julio-septiembre 2020, en el que ajustó sus expectativas de crecimiento e hizo modificaciones a las estimaciones de inflación para la economía mexicana.

En su documento de opinión análisis “Informe Trimestral de Inflación, Banxico”, señala que la institución presentó un escenario central de expectativas de crecimiento, a diferencia de informes anteriores en los que optó por presentar tres escenarios distintos, dada la incertidumbre de la pandemia. De esta forma proyecta una contracción económica de (-) 8.9% en 2020, y crecimientos de 3.3% en 2021 y 2.6% en 2022, porque supone que habrá una recuperación económica gradual y moderada de la economía mexicana, como consecuencia de cautela entre inversionistas y consumidores ante la incertidumbre sobre la pandemia, además de que espera una reactivación diferenciada por sector, con retos aún para la recuperación de la demanda agregada; especialmente el mercado interno y el mercado laboral.

Bajo estos supuestos, agrega intervalos de variación posibles en el crecimiento, que van de -9.3% a -8.7% para 2020; de 0.6% a 5.3% en 2021; y de 2.6% a 3.8% para 2022. Los límites superiores suponen una recuperación más acelerada como resultado de una reactivación veloz en los sectores de la economía y el mercado laboral. A ello se agrega el supuesto de un impulso mayor por parte de la demanda externa, que llevará a la economía a moderar su ritmo de expansión a un crecimiento inercial en 2022 (-8.7% 2020; 5.3% 2021; 2.7% 2022).

Los límites inferiores reflejan un escenario más pesimista, con afectaciones económicas adicionales por el vencimiento de estímulos fiscales en otros países o un agravamiento de la pandemia. La reimposición de restricciones afectaría la actividad sobre todo a finales de 2020 y principios de 2021, para converger a un crecimiento inercial en 2022 (-9.3% 2020; 0.6% 2021; 3.8% 2022).

En cuanto a la inflación, hubo ajustes sobre todo en las estimaciones de 2021. Para 2020 sólo se revisó ligeramente a la baja el estimado para cierre de año, de 3.7% a 3.6%, mientras que para 2021, se revisó al alza el estimado del 4T, al pasar de 2.9% a 3.3%. Para 2022 se espera inflación estable cercana a 3.1%. En cuanto a las estimaciones de inflación subyacente, éstas también se revisaron al alza para el cierre de 2021 (3.1% vs. 2.8% prev.) y 2022 (2.9% vs. 2.7% prev.).

De acuerdo al especialista, Banxico mantiene un balance de riesgos incierto para los precios de la economía, con los riesgos a la baja centrados en un efecto mayor al previsto de la ampliación de la brecha negativa del producto, menores presiones inflacionarias a nivel global, un tipo de cambio que se mantenga fortalecido y que las negociaciones salariales no presionen los precios.

Otro punto que señala es que los comentarios del Gobernador del Banco de México no se desviaron demasiado de los recientes comunicados de Banxico sobre el futuro de la política monetaria. Alejandro Díaz de León reiteró que la pausa actual en el ciclo de recortes a las tasas de interés da espacio al banco para evaluar la trayectoria de inflación; especialmente después del alza registrada en meses previos.

Sobre la caída reciente registrada en los números de inflación de la primera quincena de noviembre, se hizo referencia a descuentos por el ‘Buen Fin’ que afectaron algunos precios de mercancías que, aunque se espera que sean temporales, aunados a una débil demanda y un tipo de cambio fuerte, presentan riesgos a la baja para los precios.

En cuanto a las estimaciones de empleo, estas fueron ajustadas ligeramente al alza con respecto al informe anterior. Para 2020 espera ver una variación negativa de entre 850 mil y 700 mil puestos de trabajo en 2020 (vs. -1.1M y 750 mil en el informe anterior); mientras que para 2021 se espera la creación de entre 150 mil y 550 mil empleos, y entre 300 mil y 500 mil empleos en 2022.

Los riesgos a la baja siguen dominando en las perspectivas de crecimiento a futuro. Sobresalen entre ellos la posible prolongación de medidas de distanciamiento social, posibles episodios de volatilidad en mercados financieros, medidas de apoyo económico insuficientes (global y localmente), afectaciones permanentes de la pandemia sobre la economía (proteccionismo, reorganización de cadenas de valor), deterioros en la calificación crediticia de PEMEX, y persistente debilidad en inversión o consumo por falta de confianza.

Como riesgos al alza destacan el control rápido del virus y una recuperación económica rápida, que las ayudas económicas sean efectivas para mantener el empleo, cadenas de valor, producción y confianza, y que la entrada en vigor del T-MEC propicie mayor inversión.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre