Peso mexicano ahora es presionado por el entorno económico mundial positivo

Ahora resulta que el entorno económico mundial positivo presiona al peso mexicano, no están para saberlo, pero las mejores condiciones económicas son principalmente la de Estados Unidos, donde su economía está evolucionando favorablemente con pronósticos de crecimiento por arriba del 3% en este 2021.

El mercado de dinero tanto de Estados Unidos como de Europa muestran alzas importantes, como es el caso de las tasas de los bonos a 10 años estadounidenses, en lo que va de este año registra un aumento de 48 puntos base, luego de pasar de una tasa de interés de 1.07% a 1.55%, sin embargo, al cierre del año pasado finalizó en 0.92%.

La situación del entorno de las tasas de interés internacionales de largo plazo por las perspectivas de crecimiento económico a nivel mundial, y por ende la incertidumbre del mercado en cuanto a presiones inflacionarias, provocó depreciaciones en las monedas sobre todo de países emergentes como es el caso de la divisa mexicana.

El tipo de cambio peso-dólar bajo este contexto previsiblemente seguirá operando dentro de un ambiente de movimientos volátiles, pues desde el punto de vista del análisis técnico el peso mexicano se acerca hacia el nivel de soporte promedio móvil de 200 días ubicado en 21.30 pesos por dólar.

La moneda mexicana registró una depreciación de 2.38% durante la semana previa, equivalente a 48.7 centavos y finalizó en un precio de 20.9390 pesos, tocando una cotización mínima de 20.3504 pesos y un precio máximo de 21.0477 pesos por billete verde, nivel no observado desde el 4 de noviembre del año pasado.

La depreciación semanal del tipo de cambio peso-dólar fue la mayor desde la última semana de enero donde registró una contracción de 3.0%, aunque, es importante destacar que la moneda mexicana resultó la quinta divisa más depreciada de las monedas emergentes.

La divisa más depreciada fue la lira turca con una pérdida de 6.70%, seguida por el real brasileño con una contracción de 3.99%, mientras el rand sudafricano mostró una depreciación de 2.97% y el peso chileno presentó una disminución de 2.40%.

La moneda mexicana lleva dos semanas consecutivas de depreciación, con una pérdida en febrero de 2.44%, y en lo que va de este año muestra una contracción de 4.96%, sin embargo, es sobresaliente mencionar que el jueves la paridad peso-dólar registró la sesión más débil de este 2021.

El mercado de cambios estará altamente sensible a elementos que validen el ajuste al alza de las tasas de interés estadounidenses sobre los posibles movimientos de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, derivado de los comentarios realizados por el presidente de la Fed, Jerome Powell.

En ese contexto, el aumento de las tasas de interés estadounidenses seguirá presionando a las monedas de países emergentes, por lo que, se recomienda cautela ante la fase de volatilidad global presente, con el pronóstico de observarse un rango de negociación que podría fluctuar entre 20.40 pesos como nivel mínimo y un precio máximo de 21.40 pesos por dólar.

La mayoría de los participantes del mercado de cambios estarán nerviosos, aunque, existirán noticias económicas que podrían influir en el ánimo de los inversionistas como el anuncio del Beige Book de la Reserva Federal, además del índice de manufacturas a febrero, donde se estima un dato de 58.6 puntos.

En la parte interna, se darán a conocer cifras relacionadas con la confianza al consumidor a febrero, remesas familiares a enero con la perspectiva de la entrada de flujos de 3,200 millones de dólares, indicadores de finanzas públicas a enero, el Informe Trimestral de Inflación del trimestre octubre-diciembre y el dato de la inversión fija bruta a diciembre del año pasado.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre