Paquete austero, racional y con eficiencia en el gasto: Hacienda

582

Entrega el titular de esa dependencia, Rogelio Ramírez de la O al Congreso de la Unión, propuesta Presupuesto de Egresos y de Ley de Ingresos correspondiente al 2022

El paquete fiscal presentado por el gobierno de México a través del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, está construido sobre tres pilares: el primero son los apoyos para el bienestar de la población más vulnerable; segundo la estabilidad y solidez de las finanzas públicas, manteniendo la confianza fiscal; y tercero, el apoyo a proyectos regionales de inversión que detonan en desarrollo social y tienen impactos positivos directos e indirectos en el empleo.

Se propone, un presupuesto de egresos bajo principios de austeridad, racionalidad y eficiencia en el gasto. Se establece en este documento, “la vocación social de esta y en este sentido se garantiza y fortalece el gasto social para los grupos en mayores condiciones de desigualdad, con el objetivo de contribuir a la recuperación económica apoyando el consumo interno”, subrayó en su mensaje Ramírez de la O.

México, dijo, entrará al 2022 sin incrementar los impuestos, con estabilidad macroeconómica y social y en mejores condiciones que muchos países con niveles de desarrollo similares al nuestro.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro, ante representantes de las fracciones parlamentarias, el funcionario expuso que, en la propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación, se está incrementando el gasto de la Secretaría de Salud en 27.6% en términos reales.

Además, en la función de salud que agrupa a todo el gasto del sector público en esta materia, se observará un crecimiento de 15.1% real, con respecto a la asignación del presupuesto de 2021.

Así, se están asignando 800 mil millones de pesos a esta función, la cual incluye: adquisición de vacunas y medicamentos, servicios de salud gratuitos, atención al rezago de la atención médica y el incremento de una plantilla de trabajadores sanitarios para atender la pandemia.

Ramírez de la O, destacó que para 2022 los ingresos totales se estiman en 6 mil 172 miles de millones de pesos, es decir, un aumento de 7.5% en términos reales, comparado con los aprobados en el paquete de 2021.

“La iniciativa de Ley de Ingresos, cuenta con elementos que la hacen distinta a las anteriores, primero: no se incrementan, ni se crean nuevos impuestos, tal y como ha sido la postura del Presidente de la República derivada de un mandato político de la elección de 2018”, reiteró.

Dijo que La miscelánea que acompaña la iniciativa de la Ley de Ingresos, se enfoca en medidas de simplificación y facilitación del pago por parte de los contribuyentes, lo cual se sintetiza en un nuevo régimen de confianza que sustituye a los anteriores regímenes especiales.

“El régimen de confianza es un esquema de simplificación para contribuyentes que, por su rango de ingresos relativamente menores, enfrentan costos altos de cumplimiento en el régimen actual. La simplificación busca tener reglas sencillas para los ingresos y para el cálculo de impuestos por los mismos contribuyentes, al tiempo que da a la autoridad mayor capacidad de fiscalización. Este nuevo régimen está adecuado a la realidad que enfrentan muchas personas y empresas pequeñas del país”, explicó.

En este sentido, expuso que los ingresos adicionales que se espera obtener, serán el resultado de mejoras recaudatorias y acciones de simplificación, basadas en la confianza que implementa el gobierno.

“Lo anterior, lo haremos en conjunto con acciones de fiscalización para el cumplimiento efectivo de las obligaciones fiscales por parte de los contribuyentes”.

Informó que la Ley de Ingresos busca lograr un enfoque con perspectiva de género para futuros ejercicios presupuestales, por lo que se incluye una propuesta de política fiscal que apoya a la economía de las mujeres, que es uno de los sectores de la población económica que ha sido de los más golpeados por la crisis causada por el Covid-19.

Equilibrio fiscal y política responsable

Resaltó que se presenta un paquete con agregados fiscales de ingreso y gasto, con línea en el equilibrio fiscal y política responsable de estabilización de la deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).

Con esa premisa, detalló que los agregados fiscales propuestos, están apuntando a una estabilización de la deuda en el 50.1% del Producto Interno Bruto que fue el mismo de 2021.

Los ingresos fueron estimados utilizando variables de un marco macroeconómico realista y calibrado con la mayor información disponible hasta el momento y está en línea con estimaciones de la mayor parte de las agencias e instituciones internacionales, según las tendencias observadas.

El secretario de Hacienda, indicó que hay un gran apoyo a proyectos regionales de alto impacto que detonan, ya están detonando y detonarán aún más la producción, la productividad y el empleo.

De ahí, que el gasto de inversión que se propone, representa una cifra histórica de casi un billón de pesos. De esta forma el gasto en inversión pública como porcentaje del PIB, se va a situar en 3.1 puntos porcentuales.

En el mismo tenor, atendiendo la naturaleza federal del país, los gobiernos locales recibirán recursos superiores a los 2 billones de pesos por el concepto de gasto federalizado, el cual se incrementa en 4.9% en términos reales.

Esto fortalecerá los estados para atender consecuencias de la pandemia y desarrollar sus propios proyectos.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre