Optimista meta de crecimiento de de 4.1% para 2022: IMEF

309

Critica que no se contemple una reforma fiscal enfocada al crecimiento de la economía nacional

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, (IMEF) calificó como “optimista” la meta de crecimiento económico que presentó la Secretaría de Hacienda en el Paquete Económico para el 2022 al Congreso de la Unión de 4.1% ya que su pronóstico no rebasa el 2.1%.

Ángel García Lascurain Valero, presidente del instituto, indicó que, aunque para el cierre de este año estiman un crecimiento del Producto Interno Bruto en 6%, a pesar de varios sectores adversos como la variante delta, la inflación y el anuncio que hará la Reserva Federal de su postura monetaria, entre otros.

“Fuera de eso me parece que es un paquete económico bien armado, bien fundamentado y que muestra la llegada del nuevo secretario con las perspectivas para apoyar el crecimiento económico sólido para el 2022”, señaló.

Sin embargo, lamentó que, en este paquete, no se contemple una reforma fiscal enfocada al crecimiento de la economía nacional.

“Una estrategia fiscal más enfocada en el crecimiento económico que en la recaudación , seguimos sintiendo que hace falta una reforma con ese enfoque, probablemente el próximo año hasta la próxima mitad pueda ser un momento oportuno para llevarla a cabo pero vemos también de manera positiva que hay una serie de medidas que están incentivando la eficacia recaudatoria, eso tiene un impacto positivo sobre los volúmenes de recaudación, se están simplificando procesos, se están presentando algunas ideas que son creativas dentro de la propuesta del paquete económico para incentivar la recaudación aun en un escenario de crecimiento económico menor eso puede tener un impacto positivo”, indicó.

En su conferencia mensual, el líder del IMEF, anticipó que la inflación alcanzará al cierre del 2021 6% pero confió en que ese aumento sea transitorio y se estabilice en 2022 en 3.9%.

“Desde la óptica de inflación, estos mismos efectos han encarecido una gran cantidad de materias primas a niveles no observados en una década en sus tres grandes vertientes: energéticos, metales y agropecuarios. Esta situación ha deteriorado todavía más las difíciles condiciones que se observaban en la dinámica de inflación en varios países. Además de todo esto, estas nuevas oleadas también representan un reto importante para las políticas públicas”, precisó.

Lascurain Valero, no descartó que, por falta de apoyos para ayudar a las empresas durante el tiempo más difícil de la pandemia, los negocios sobrevivientes eleven los costos de sus productos y servicios impactando a la inflación y al bolsillo del consumidor final.

Por otro lado, el presidente del IMEF, se sumó a las voces que piden al Ejecutivo Federal, el regreso del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden) u otro pero que exista un mecanismo de atención rápida ante esas situaciones.

“Nos parece que sí es conveniente que exista un fondo, una reserva de recursos para atender con oportunidad y velocidad cualquier tipo de requerimiento en condiciones de desastre natural, si tiene un nombre diferente, si se puede mejorar su forma de operar , nosotros estaríamos de acuerdo con ello pero nosotros pensamos que es importante que exista un mecanismo de atención rápida y la disponibilidad de recursos en caso de desastres”, concluyó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre