Opere y cuide bien sus cheques

1020

Miguel Ángel Torres Campos, coordinador del grupo de trabajo de Cheques en la Asociación de Bancos de México (ABM) presentó una serie de medidas para realizar operaciones con los cheques, de una manera adecuada y segura.

En el programa de #BancaExplica del jueves 11 de febrero, denominado ”Seguridad en el cheque”, https://bit.ly/375XAJv, se detalló que un cheque es un título de crédito para acceso a los recursos de un depositante, librador, mediante el cual se hace retiro de una cantidad de dinero, del banco, librado, en el cual depositó los recursos; el cheque puede ser transferido mediante un endoso.

Las diferentes formas básicas de este título son:

Cheque de caja. – Se identifica porque todos los bancos ponen esta leyenda en el mismo.

Cheque certificado. – En la parte posterior, se pone la leyenda certificado y la firma de dos funcionarios.

Cheque cruzado. – Se le ponen dos barras cruzadas, de esta forma, queda automáticamente cancelado y no podrá ser cobrado al presentarlo el portador en una ventanilla. Se emplea cuando se emite un cheque y no se quiere que sea cobrado en efectivo.

Cheque para abono en cuenta. – Se le pone esa leyenda a fin de depositarlo en una cuenta determinada.

Medidas de seguridad

Al recibir una chequera nueva, se debe revisar que esté sellada y sea abierta únicamente por el titular; además es necesario contar el número de cheques recibidos y verificar que coincida el folio consecutivo; no autorizar a terceras personas que recojan talonarios al amparo de una carta autorización, si lo hacen, informar quien acudirá; Para el caso de las empresas, es necesario tener control sobre los empleados que tienen acceso a los esqueletos de cheques los saldos y firmas que se manejan.

Otros aspectos que se deben de seguir es el reportar al banco los cheques extraviados para ser bloqueados y evitar su pago; identificar a quién se entregan cheques y de quiénes los reciben; verificar que los cheques recibidos no tengan tachaduras o alteraciones en ninguno de sus datos; conciliar los movimientos que aparecen en su estado de cuenta, reportando al banco cualquier anomalía.

También se debe evitar expedir cheques “Al portador”; verificar la literalidad de los cheques; al momento de expedir los cheques, proteger los espacios al principio y fin de los datos del beneficiario y del importe con letra; custodiar los cheques en blanco.

Un cheque protegido, es una medida de seguridad que consiste en que el cheque no pueda ser cobrado hasta que el titular de la cuenta que lo emite lo active, a través de los medios que su banco ponga a disposición.

Para activar un cheque protegido se puede realizar en la sucursal, la aplicación móvil del banco, una llamada telefónica o la banca electrónica.

El blindaje de la chequera se sugiere para empresas y grandes emisores de cheques, existiendo la opción de carga masiva sobre layout, de esta manera la información de los cheques se encuentra protegidos en línea y el cheque solo será cobrado por la cantidad por la que fue emitido; lo que permite el control sobre los cheques cobrados y los cheques por cobrar.

  • Recomendaciones y mejores prácticas para la compra y venta de bienes con cheque
  • Hay que confirmar que el dinero recibido por una venta de un bien se encuentre en firme y disponible para su retiro en ventanilla o por medios electrónicos.
  • Confirmado lo anterior puedes entregar la documentación correspondiente de los bienes vendidos
  • Nunca resguardar un cheque sin beneficiario y firmado, ya que se corre el riesgo de extravío y mal uso
Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre